El proceso soberanista catalán ha barnizado toda la campaña electoral. Sin embargo, en su recta final, la número dos de la lista de JxCat para el Congreso, Laura Borràs, ha querido dotar de significado económico su discurso en el foro Barcelona Tribuna.

“Vivimos en el Estado del malestar, es por ello que queremos tener un Estado”, ha empezado la exconsellera de Cultura. Toda una declaración de intenciones antes de enumerar un decálogo de agravios: desde el corredor mediterráneo hasta la inversión en Rodalies, pasando por la gestión de los puertos y aeropuertos de Catalunya y el denominado decreto para la fuga de empresas de Catalunya. “Tenemos los pies y las manos atadas, pero queremos avanzar”.





“Catalunya vive un dinamismo económico que no nos cansaremos de explicar”, ha seguido Borràs, antes de poner sobre la mesa las inversiones y “los 1.500 lugares de trabajo” de multinacionales como Amazon y Microsoft en Catalunya. “Tenemos una potencia que requiere de una acción política que nos permita gestionar nuestros recursos, asumir la responsabilidad desde el principio al final”, ha pedido, en consecuencia.

Ante ello, Borràs ha afeado la propuesta de Pedro Sánchez para profundizar en el autogobierno de Catalunya. “Nos hablan de autogobierno, pero tenemos un autogobierno fake”, ha argumentado, tras subrayar “la cincuentena de leyes catalanas tumbadas por el TC”.

Con el horizonte de la investidura, Borràs ha asegurado que “no volverán a regalar la investidura a Pedro Sánchez”. “No aprovechó nuestro cheque en blanco, ojalá vuelva a necesitar nuestros votos, porque ello querrá decir que deberá escuchar nuestras exigencias”. Exigencias que pasan por “el mandato del 1-O”.

De hecho, y en referencia al 1-O, la número dos para el Congreso ha enfatizado que “las sentencias cerrarán el ciclo abierto con el referéndum”. “El referéndum lo hicimos todos en forma de país y la respuesta a las sentencias deberá ser igual”, ha agregado. Una reacción que, en caso de sentencia condenatoria, no ha descartado que se pueda producir en forma de elecciones. “La reacción debe ser de país y eso puede comportar elecciones”, ha sentenciado.





Al acto ha acudida una nutrida representación del Govern, con los consellers Damià Calvet, Àngels Chacón, Jordi Puigneró y Mariàngela Vilallonga; y del grupo parlamentario de JxCat en el Parlament, con Toni Morral, Francesc de Dalmases, Gemma Geis, Eusebi Campdepadrós o Aurora Madaula, entre otros, además del vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, o el presidente del PDECat, David Bonvehí.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: