El grupo italiano Enel ha optado por no renovar a Borja Prado en la presidencia de Endesa. La compañía tiene previsto enviar un comunicado a primera hora de este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para confirmar la noticia, que la noche del lunes se publicó en algunos medios digitales, como el diario.es. y El Confidencial.

Enel, con un 70% del capital de la eléctrica española, llevaba tiempo barajando esta posibilidad por las discrepancias de Prado con el actual consejero delegado de Enel, Francesco Starace, que llegó al cargo en el 2014 de la mano del entonces primer ministro italiano Matteo Renzi.






Endesa presentará los resultados del 2018 el próximo 26 de abril

Prado llegó a Endesa en marzo del 2009, tras la venta de la participación de Acciona a Enel, su socio en la opa del primer grupo eléctrico español. Los contactos de Prado en el mundo empresarial italo español le han servido durante estos años para mantenerse como primer ejecutivo de Endesa. Hasta enero de este año, fue también consejero de Mediobanca, el principal banco de inversión en Italia. De ahí, que participase en movimientos corporativos entre empresas de ambos países. Léase la compra de Abertis por el grupo italiano Atlantia y la constructora ACS.

Durante sus casi diez años de mandato, Prado ha contado con tres consejeros delegados. Primero trabajó con Rafael Miranda, un histórico de Endesa. Tras su salida, asumió el cargo el italiano Andrea Brentan, que abandonó el puesto en 2015 con una indemnización de 11 millones. Y estos últimos años ha trabajado codo con codo con José Bogas, un directivo – muy cercano en el trato- e histórico en el sector eléctrico.

Algunas fuentes apuntan que el hijo del fallecido Manuel Prado Colón de Carvajal, que fue administrador del Rey Juan Carlos durante más de 20 años, cobrará una indemnización de más de 12 millones de euros, tras abandonar la presidencia de Endesa.





Endesa presentará los resultados del 2018 el próximo 26 de abril. Será su último servicio antes de la junta, que es cuando no se producirá la no renovación en el puesto.

Al parecer, Enel va a dar más peso a Bogas y va a crear una presidencia no ejecutiva. En las quinielas el nombre que más suena para dicho cargo es el catalán Juan Rosell, expresidente de la CEOE. Este directivo no es ajeno al sector eléctrico. A finales de los años noventa, presidió dos filiales de Endesa en Catalunya: Fecsa y Enher.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: