Las protestas contra la violencia policial y el racismo que estallaron tras la muerte de George Floyd en Mineápolis (EEUU) han derivado en Nueva York en una acampada multitudinaria frente al Ayuntamiento, en donde desde hace una semana piden recortes profundos en el Departamento de Policía de la ciudad y un cambio en las prioridades de la ciudad.

«Estamos pidiendo que este año retiren al menos y como mínimo mil millones de dólares de los fondos de la Policía» de Nueva York, cuyo presupuesto asciende a seis mil millones, explica a Efe Celina Trowell, una de las organizadoras de esta protesta, coincidiendo con el anuncio oficial por parte del alcalde, Bill de Blasio, de que apoyará dichos recortes.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: