La criptomoneda bitcoin ha protagonizado a lo largo de esta semana un ascenso fulgurante hasta marcar su máximo en el último año, en torno a los 10.900 dólares, y algunos analistas comienzan a predecir que en este contexto de recesión económica tiene potencial para convertirse en un activo seguro de similares características al oro, pero en formato digital.

Aún lejos de su máximo histórico, cercano a los 20.000 dólares, la criptomoneda ha fluctuado con virulencia desde sus comienzos y ha sufrido avances muy rápidos que precedieron caídas significativas, especialmente tras el pinchazo de lo que algunos expertos denominaron como una «burbuja» a finales de 2018.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: