Portada

Benzema rescata al Madrid

consultor seo


Un Madrid con poca alma se llevó los tres puntos de Valladolid en un partido que se sacó de encima como quien se sacude una molestia, la prueba palmaria de lo larga que se le va a hacer una temporada ya sin nada en juego a comienzos de marzo. El equipo se sobrepuso a una primera media hora muy mala amparado en la suerte y el VAR. Luego, Benzema y Modric tiraron de galones y el francés logró un doblete con el que consumó la remontada.

Por lo visto sobre Zorrilla este Madrid pide un revulsivo a gritos, algo que ya no parece en manos de Santiago Solari, quien se pasó la mayor parte de los 90 minutos sentado en el banquillo, algo impropio de él hasta ahora.






El Madrid jugó una primera media hora horrible

Se puede argumentar que es muy difícil motivar en este estado de cosas a jugadores que lo han ganado todo. También, que el equipo blanco acudió a Valladolid con un once de circunstancias, con más bajas que nunca. Ante un Valladolid en plena crisis y necesitado de puntos, el Madrid jugó una primera media hora horrible, que parecía la continuación del partido del Ajax del martes.

Solari dispuso por primera vez de un 4-4-2 con Ceballos como cuarto centrocampista y sólo dos puntas: Benzema y Asensio. Dio un poco lo mismo el sistema porque el Valladolid le superó entrando por las bandas, sobre todo por la de Odriozola , que ha adquirido muy rápido los vicios de Marcelo. Sube constantemente pero baja mal y siempre le pillan la espalda. Las primeras penurias llegaron a los once minutos con un claro penalti de Odriozola a Óscar Plano por agarrón en el área. Lo tiró fatal Alcaraz, muy por encima del larguero. Lo del Valladolid con los penaltis esta temporada es para hacérselo mirar. Con el de ayer ha tirado cinco entre Liga y Copa y ha fallado los cinco.

El entrenador del Real Madrid, Santiago Solari (c), a su llegada al banquillo en el partido de Liga en Primera División
(Nacho Gallego / EFE)

El error de Alcaraz no le sirvió al Madrid para ajustar líneas y meterse en el partido. Todo lo contrario. El Valladolid consiguió dos goles muy pronto y se le anularon los dos. El primero se lo negó el VAR por fuera de juego por centímetros de Keko y el segundo el juez de banda por lo mismo a Guardiola. Las dos decisiones parecieron acertadas. Pero tanto insistir iba a tener premio. A la cuarta ocasión marcaron por fin los locales sobre la media hora al aprovechar Anuar una asistencia de Guardiola.





Con un cuarto de hora por delante hasta el descanso el Madrid espabiló un poco y tuvo la fortuna de un gol de regalo. Sacó de córner Modric, Masip falló de manera escandalosa el despeje ante Nacho, que alzó el brazo (Masip protestó) y Varane, que pasaba por ahí, empujó el balón a la red.


Casemiro sufrió su primera expulsión con el Real Madrid

Al equipo de Sergio González le sentó fatal el empate. No podía ser menos porque tanto remar no le había servido para nada. El Madrid apretó entonces para cobrar ventaja y trenzó su fútbol diez minutos, sin ocasiones, porque este equipo tiene tan poco gol que cada vez que consigue uno es una fiesta. Sólo un lanzamiento lejano de Casemiro puso en apuros a Masip.

La segunda parte empezó como la primera. El Valladolid dispuso de un par de ocasiones bastante buenas, pero el Madrid se encontró con un penalti a los cinco minutos tras un derribo de Óscar Plano a Odriozola, los protagonistas a la inversa del primer penalti. Sólo que esta vez Benzema lo lanzó muy bien y logró el 1-2.

Luka Modric y Benzema celebran un gol del Madrid
Luka Modric y Benzema celebran un gol del Madrid
(Cesar Manso / AFP)






El Madrid vio sangre y ya no perdonó. Ese instinto no suelen perderlo nunca los grandes por más crisis en que estén. Ocho minutos después del gol, Benzema se elevó bien en el área y cabeceó el 1-3, otro palo para los locales.

El Madrid aún pudo complicarse porque
Casemiro se ganó la expulsión
(la primera con el Madrid) de la manera más tonta a falta de diez minutos por obstruir un saque de falta en el centro el campo con una tarjeta ya encima. Modric acudió ahora al rescate para hacer el 1-4 en una gran jugada personal. Solari ha podido ganar días. O quizás no. La semana blanca será convulsa.


Ficha Técnica:

Real Valladolid, 1 – Real Madrid, 4

1 – Real Valladolid: Masip; Antoñito, Joaquín, Calero, Nacho; Míchel, Anuar (Verde, min. 61), Alcaraz; Keko (Cop min, 73), Óscar Plano (Unal, min. 86) y Sergi Guardiola.

4 – Real Madrid: Courtois; Odriozola, Varane (Vallejo, min. 88), Nacho, Reguilón (Marcelo, min. 88); Casemiro, Kroos (Valverde, min. 75), Ceballos, Modric; Marco Asensio y Benzema.

Goles: 1-0: Min. 29, Anuar. 1-1: Min. 34, Varane. 1-2: Min. 51, Benzema de penalti. 1-3: Min 59, Benzema. 1-4: Min. 85, Modric.

Árbitro: Gil Manzano (comité extremeño). Amonestó a Odriozola, Courtois, Marcelo y Reguilón (Real Madrid) más otras dos amarillas a Casemiro, expulsado en el minuto 80. También fue amonestado Nacho (Valladolid).





Incidencias: Partido de la jornada 27 de la Liga Santander disputado en el estadio José Zorrilla ante 21.900 espectadores.








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment