Un grupo de aficionados del Atlético de Madrid dejó basura y varias ratas de peluche sobre la placa que recuerda las cinco temporadas como rojiblanco del delantero francés Antoine Griezmann en los aledaños del estadio Wanda Metropolitano, a una hora del comienzo del duelo entre el equipo madrileño y el Barcelona.

La placa que conmemora las cinco temporadas en el Atlético del delantero francés, que dejó el club el pasado mes de julio tras disputar 257 partidos y marcar 133 goles, estuvo limpia por la incesante lluvia que cae este domingo sobre Madrid hasta una hora antes del encuentro, cuando unos aficionados fueron a dejar desperdicios sobre ella, gritando cánticos contra el futbolista.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: