El Kirolbet Baskonia se proclamó este martes de forma heroica campeón de la Liga Endesa de baloncesto tras imponerse al Barcelona por 69-67 gracias a una canasta a tres segundos del final del argentino Luca Vildoza, en la final disputada a puerta cerrada en el pabellón de La Fuente de San Luis de Valencia.

El equipo vitoriano, que entrena Dusko Ivanovic y que llegaba casi como cenicienta tras ser octavo en la Liga Regular, logra un título que no conseguía desde hace diez años.

 Así, Ivanovic reverdeció este martes viejos laureles en el Baskonia tras una década de sequía, al conseguir la cuarta liga que suma a sus vitrinas el club vitoriano.

Diez años después de levantar el último título, precisamente con Dusko Ivanovic en el banquillo azulgrana, el incombustible club vasco volvió por sus fueros con un nuevo entorchado que le hizo saborear las mieles del éxito.

Ocurrió de nuevo contra el Barça, como en 2010, ante el entonces campeón de Europa, con una canasta imposible de Fernando San Emeterio con falta personal que marcaba el 0-3 definitivo de aquella serie.

Antes levantó el trofeo de la liga en 2008, con el croata Neven Spahija en el banquillo, también ante el Barcelona. Su primer título de campeón de la ACB llegó en 2002, con Dusko Ivanovic a los mandos y con el Unicaja como víctima.

Celebración en Vitoria

Casi cuando sonaba la bocina del triunfo del club vasco, Vitoria ya celebraba el título, que revivió costumbres casi olvidadas después de alzarse con un trofeo diez años después.

El buen tiempo y la normativa de distancia social por la pandemia de la COVID-19 provocó que las terrazas de los bares de la capital vasca estuvieran a rebosar para asistir a una final baskonista dos años después de la que le enfrentó al Real Madrid, también por el título de liga.

practicodeporte@efe.com




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: