Con los parlamentarios británicos, Michel Barnier va de decepción en decepción hasta lo que teme que puede convertirse en Brexit brutal. Las últimas votaciones del lunes en Westminster
, posicionándose por el no en todos los casos, contribuyeron aún más a esta frustración. “Así no vamos a organizar una salida ordenada del Reino Unido”, dijo el negociador europeo, que advirtió que el Brexit sin acuerdo “es cada día más probable” y que la situación “es bastante grave”.

Barnier se desespera al comprobar que, una vez más, el parlamento británico no consigue sumar ninguna mayoría positiva, todo son posicionamientos en negativo. Han rechazado por tres veces el Acuerdo de Retirada, y también los sucesivos votos indicativos que van transitando por un parlamento instalado en el no.





El 12 de abril, la fecha límite de salida del Reino Unido si no hay un giro contundente en el posicionamiento del Reino Unido, está cada vez más cerca y no se ven compromisos factibles a la vista. El Acuerdo de Retirada se toma o se deja, los 27 no están dispuestos a reabrirlo. En cambio, están abiertos a modificar la declaración política, la que marca el diseño de la relación futura entre la Unión Europea y el Reino Unido, pero ello no parece suficiente para decantar la balanza en Londres.


Una prórroga larga

Una alternativa sería que el Reino Unido acabe solicitando una prórroga larga, de meses, de la fecha del Brexit. Pero para ello, tendría que aportar argumentos sólidos para justificarla, sean un nuevo referéndum, elecciones anticipadas o un amplio acuerdo entre partidos para un planteamiento más ambicioso de la relación futura. Si llega esta petición, la respuesta la tendrían que dar los jefes de gobierno de los países miembro de la UE, y, en cualquier caso, implicaría la participación del Reino Unido en las elecciones al Parlamento Europeo.


Debilitar la Unión Europea

En su intervención esta mañana ante la comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo, Barnier ha advertido contra el riesgo de los que quieren utilizar el Brexit para debilitar la Unión Europea. Ha desvelado el contenido de la entrevista que mantuvo con el euroescéptico más famoso del Parlamento Europeo, el diputado exUKIP, Nigel Farage, que le dijo que “después del Brexit, la Unión Europea dejará de existir”.





Barnier ha alertado precisamente contra los que quieren destruir la UE, tanto desde dentro como desde fuera, y ha insistido en que, con Brexit brutal o pactado, lo importante será finalmente definir la relación futura entre la UE y el Reino Unido, y en esta relación hay temas como el trato a los ciudadanos, la frontera irlandesa y el compromiso financiero, que tendrán que resolverse.

Aunque las cosas pinten mal, Barnier no pierde la esperanza. Si el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, advirtió al Reino Unido que la paciencia de la UE tiene un límite, Barnier esta mañana ha añadido que él conserva aún un poco de paciencia para apurar hasta el límite la posibilidad de un acuerdo.


Aunque las cosas pinten mal, Barnier no pierde la esperanza









Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: