El Ayuntamiento de Barcelona ha interpuesto dos denuncias contra la organización ultraderechista Hazte Oír por su presencia en la ciudad el pasado lunes, día de 4 de marzo. La denuncia de más cuantía, de 60.000 euros por una infracción tipificada como muy grave, es por infringir la ordenanza municipal del Paisaje Urbano y la regulación de publicidad dinámica de Catalunya, que prohíbe la difusión de mensajes publicitarios que atentan contra la dignidad de las personas, especialmente en lo que se refiere a la infancia, la juventud, la mujer y los sectores sociales más marginados.

La segunda denuncia del Ayuntamiento de Barcelona contra el bus de Hazte Oír es por vulnerar la ordenanza de medidas para fomentar y garantizar la convivencia ciudadana –más conocida como ordenanza del civismo– en el apartado de atentados contra la dignidad de las personas. La cuantía de esta segunda multa asciende a 1.125 euros.






Medidas cautelares para que no vuelva a circular

En el marco del procedimiento sancionador, el Ayuntamiento ha adoptado medidas cautelares para garantizar que el bus sea inmovilizado y retirado en el caso de que vuelva a circular por la ciudad, algo que no ha sucedido desde que el lunes, en vísperas de la movilización feminista del 8 de marzo, se paseara por Barcelona con mensajes contra las políticas de igualdad, como “no es violencia de género, es violencia doméstica” o “las leyes de género discriminan al hombre”.

El pasado lunes, una docena de activistas de Arran, colectivo juvenil vinculado a la CUP, detuvieron el autobús-anuncio de Hazte Oír en la avenida Diagonal del Barcelona cuando el vehículo llevaba algo más de una hora circulando por la ciudad. El autobús, escoltado por furgonetas de los Mossos, salió después de la ciudad y ya no volvió a ser visto.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: