Esquerra ofreció ayer a la alcaldesa de Barcelona en funciones y candidata de Barcelona en Comú, Ada Colau, un gobierno conjunto, “bilateral” y “proporcional” —ambos partidos empataron a 10 ediles el 26-M—, y con Ernest Maragall como alcalde por haber ganado las elecciones (por una diferencia de 4.800 votos). La propuesta añade presión a la líder de los comunes, que insistió anoche, a través de un vídeo, en intentar un tripartito con ERC y PSC. Republicanos y socialistas se vetan mutuamente y Colau tendrá que acabar decidiendo con cuál forma gobierno.

«Libertad de los presos, retorno exiliados y referéndum»

La «propuesta marco de negociación» presentada por los negociadores de ERC a los de Barcelona en Comú contempla que las dos partes «asuman el compromiso conjunto para la acción institucional orientada a obtener la libertad de las presas y presos políticos, el retorno de las personas exiliadas y la celebración de un referéndum para que los catalanes y catalanas puedan decidir sobre el futuro político de nuestro país».

Los republicanos han asegurado que se sienten «optimistas para conseguir el único acuerdo posible desde el punto de vista programático y de la coherencia». Además, han criticado al PSC porque el lunes rechazaron la celebración de una reunión y han considerado que sería «surrealista» y «contranatura» que Colau acabara siendo investida alcaldesa con los votos de Manuel Valls tras pactar un gobierno con el PSC.

Con la nueva oferta, en negro sobre blanco en un documento marco de negociación, se han presentado los negociadores de ERC, el concejal electo Jordi Coronas, y el presidente la federación de Barcelona del partido, Robert Fabregat, a la segunda reunión con los comunes. Por parte de Barcelona en Comú la ha encabezado la teniente de alcalde de Urbanismo en funciones y número tres en la lista de Colau, Janet Sanz. La reunión se ha celebrado en el Ayuntamiento y ha durado una hora.

A la salida, Coronas ha explicado que su oferta, «pone en el centro las políticas de progreso, justicia social y lucha contra las desigualdades», además de «un posicionamiento de Barcelona en defensa de los derechos civiles y libertades». Coronas ha insistido en que el pacto incluiría «únicamente a Barcelona en Comú» y ha detallado que sería un acuerdo «que sea coherente, que ponga sobre la mesa la coincidencia programática desde la generosidad absoluta». «Los resultados nos dan la legitimidad de haber ganado [en votos] y la proporcionalidad de acuerdo al empate [a 10 concejales]», ha manifestado.

Un vídeo para insistir en el tripartito

Después del fin de semana, lunes y todo el martes guardando silencio, Ada Colau, hizo público ayer, pasadas las 21.00 horas, un nuevo vídeo dirigido a su militancia. En él, insiste en la idea del tripartito, apoyándose en que Barcelona en comú, ERC y el PSC obtuvieron el 60% de los votos y suman 28 de 41 ediles del pleno. Pero las dos formaciones se vetan mutuamente por la cuestión independentista.

Colau, que en una semana solo ha concedido dos breves entrevistas en televisión pero ha esquivado las preguntas en ruedas de prensa, defiende en su vídeo, de siete minutos, las conversaciones que su partido ha mantenido en los últimos días con republicanos y socialistas y celebra que tienen “puntos de acuerdo cuando se trata de hablar de ciudad”. La líder de los comunes también insiste en que en otros municipios ERC y PSC gobiernan juntos, y atribuye a un eventual adelanto electoral en Cataluña para acusarles de actuar con partidismo. Finalmente apuesta por “superar la política de bloques, exclusiones y vetos”.

Coronas ha reconocido que Barcelona en Comú insiste en un tripartito de izquierdas con el PSC, pero ha asegurado que «hoy por hoy no es posible, por las diferencias ideológicas y en cuestiones de progreso social» entre republicanos y socialistas. Además, ha criticado al PSC por su «falta de decoro institucional» al negarse ayer a reunirse con los republicanos. «Jaume Collboni [alcaldable del PSC] no quiere ni sentarse a hablar», ha reprochado.

Sobre la posibilidad de que Colau acabe siendo alcaldesa con los votos del candidato de Barcelona pel Canvi – Ciutadans, Manuel Valls, tras acordar un gobierno con el PSC, Coronas ha asegurado: «Ni se nos pasa por la cabeza». «Es imposible que pase, sería surrealista y contranatura», ha zanjado.

Desde el Parlament, la presidenta del grupo parlamentario de En Comú – Podem, Jessica Albiach, ha insistido en que el partido apuesta por un tripartito, sin concretar si rechaza un pacto solo con ERC. Por parte de Junts per Barcelona, el candidato Joaquim Forn ha preguntado a Colau, a través de Twitter, si apoyará al candidato más votado o “se agarra a la silla y se hace investir alcaldesa con los votos de Valls”.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: