Ciencia

Barcelona consume 2,5 toneladas de cannabis y 700 kilos de coca al año | Ciencia


Las cloacas no mienten. Todo lo que un individuo ha bebido, comido o consumido, sea legal o ilegal, termina allí; de una forma u otra. No hay secretos en las aguas residuales. Un grupo de investigadores del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IDAEA-CSIC) ha monitorizado durante cinco años siete plantas de tratamiento de aguas residuales de Barcelona y su área metropolitana y ha detectado la presencia al alza de varios tipos de sustancias tóxicas. Según los datos recogidos en la investigación, Barcelona consume unas 2,5 toneladas de cannabis al año, 688 kilos de cocaína, 26 de anfetaminas, 54 de MDMA, 44 de metanfetaminas y 33 kilos de heroína.

Cualquier sustancia termina excretándose a través de la orina o las heces. Estos desechos terminan siempre en el mismo lugar: se cuelan por el alcantarillado público hasta una depuradora de aguas residuales. Lo que hicieron los investigadores del IDAEA-CSIC fue recurrir al final de la cadena, a esas plantas de tratamiento de aguas residuales, para medir la concentración de estas sustancias en el agua y recalcular, según los desechos, cuál sería el consumo de drogas en el área de referencia de esa depuradora.

Los científicos midieron la concentración de 19 tipos de sustancias (cocaína, alcohol, metanfetamina, MDMA, efedrina, diazepam, cannabis y heroína, entre otros) todos los días durante una semana de marzo entre 2011 y 2015. “Esta época del año corresponde a una temporada baja para el turismo. Por otra parte, durante la semana de muestreo no se produjeron acontecimientos importantes o días festivos en el área investigada, a fin de asegurar que las muestras recogidas son representativas del consumo normal de las personas que viven allí”, puntualiza el informe, publicado en la revista científica Science of the Total Environment. El resultado fue que “el alcohol, seguido del cannabis, la cocaína y la efedrina (una sustancia psicoactiva) fueron los fármacos más consumidos en el área investigada”, apunta el informe. Los datos coinciden con el último informe del Observatorio español de Drogodependencias, donde se señala que el cannabis y la cocaína son las sustancias ilegales más consumidas en España, con una prevalencia entre adultos del 8% y el 2% respectivamente. Los expertos apuntan que la alta presencia de efedrina también “podría atribuirse a su uso terapéutico común para tratar el asma, la bronquitis, la gripe y la hipotensión asociada con la anestesia”.

La concentración de cocaína se duplicó entre 2011 y 2015, pasando de 602 a 1.271 nanogramos por litro de media. También el MDMA, que pasó de 81 a 167 nanogramos por litro. La concentración de THC (principio activo del cannabis) fue de 1.119 nanogramos en 2015, un 148% más que cuatro años atrás. “Con la excepción del consumo de etanol, el consumo total de drogas aumentó a lo largo de todo el período de estudio, con cargas totales de fármacos —sumando las cargas anuales promedio de cada droga, excepto el alcohol— en 2015 (51,0 kg / día) dos veces más altas que en 2011 (25,6 kg / día)”, sostiene el informe. Solo la heroína y las benzodiacepinas mostraron una tendencia decreciente en su uso.

En Barcelona se consumen al año 688 kilos de cocaína, 54 de MDMA, 44 de metanfetamina y 33 de heroína, según el estudio

A partir de las muestras tomadas de las aguas residuales, los investigadores han podido hacer una estimación del consumo de drogas legales e ilegales en el área analizada y extrapolar los resultados al conjunto del territorio español. Así, los científicos sostienen que en Barcelona y su área metropolitana se consumieron en un año unas 2,5 toneladas de cannabis, 688 kilos de cocaína, 54 kilos de MDMA, 44 kilos de metanfetamina y 33 kilos de heroína.

Los investigadores alertan de que, al extrapolar los datos a toda España, “deben ser interpretados con cautela”, pues la población investigada representa aproximadamente el 2,5% de la población española de entre 15 y 64 años. Con todo, sostienen, el traspaso de estas cifras al conjunto de España significaría que se consumen anualmente más de 100 toneladas de cannabis, 28 toneladas de cocaína y entre una y dos toneladas de anfetaminas y de heroína. En el mercado negro, agregan, este consumo movería “unos 2.500 millones de euros”.

Patrones de fin de semana

Los científicos también han podido establecer patrones de consumo semanal en el área estudiada. Así, se han encontrado alternancias en el uso de las sustancias y diferencias entre el sábado y el domingo y el resto de la semana. “Esto confirma que estos fármacos se usan para fines recreativos en el área investigada”, agrega el estudio.

El alcohol, la cocaína, la anfetamina y el MDMA, mostraron una tendencia semanal, con mayores cifras de consumo durante el fin de semana en comparación con los días de la semana. Los expertos puntualizan, no obstante, que las diferencias estadísticamente significativas solo fueron en el caso del alcohol, la cocaína y el MDMA.

“Las cifras de consumo de alcohol en fin de semana fueron equivalentes al consumo de 23.750 litros de alcohol puro al día, lo que equivale a 16.625 litros de aguardiente al día o 263.893 litros de cerveza al día o 39.584 litros de vino al día”, apunta la investigación. El consumo de MDMA aumentó de viernes a domingo, y su uso se duplicó durante el fin de semana, alcanzando su máximo el domingo.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment