El científico Mariano Barbacid recibió este miércoles la Medalla Rey Echagaray en reconocimiento a su investigación, lo que le permitió seguir jugando hasta quedar exhausto «sin recursos o sin neuronas».

La sede de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales acogió este acto presidido por Felipe VI, quien estuvo acompañado, entre otras autoridades, por el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, y el presidente de la institución, Jesús Maria Sanz.

La Medalla Echegaray es el más alto honor científico de la Real Academia de Ciencias y fue otorgada a Barbacid por sus descubrimientos en oncología molecular y por la calidad de su trabajo.

Felipe VI consideró este galardón y la trayectoria de Barbacid (Madrid, 1949) como una muestra de la excelencia de los científicos españoles, y aprovechó para expresar su total compromiso y el de la Corona con la ciencia.

Investigación, imprescindible para el bienestar

Después de enfatizar que la investigación es esencial para el bienestar de la sociedad, agradeció los esfuerzos realizados para hacer posible un acto como este en un momento difícil debido a la pandemia de coronavirus.

El rey, el presidente de la Real Academia y el académico Jesús Ávila, encargado de la entrega del premio, subrayaron la trayectoria de Barbacid, que tomó la palabra para agradecer la distinción.

El bioquímico aseguró que, a pesar de los años, su interés y entusiasmo por seguir investigando no ha cambiado ni un ápice, y afirmó que seguirá haciéndolo «a pesar de los que lo han intentado en vano», dijo él – para enviarme a casa «.

«Mi carrera científica no ha terminado. Seguiré investigando hasta el agotamiento de los recursos o las neuronas», insistió antes de recordar algunos de los principales trabajos en los que participó.

Además, aseguró que recibir esta medalla le causó cierto vértigo ya que anteriormente la habían recibido varios científicos ganadores del Premio Nobel, así como Margarita Salas, científica fallecida el año pasado y a quien consideraba como ejemplo. durante varias generaciones. investigadores.

El ministro de Ciencia e Innovación también elogió la trayectoria del galardonado, recordó determinadas iniciativas puestas en marcha por el gobierno para promover la ciencia y puso especial énfasis en la dotación “histórica” que el proyecto de ley otorga en este campo de presupuestos para 2021.

Todo, como dijo, para que personas como Mariano Barbacid o Margarita Salas no sean una rara excepción.

Fue en junio de 2018 que la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, a propuesta del consejo de administración de la compañía, acordó otorgar a Barbacid la distinción que ahora le ha otorgado el Jefe de Estado. .

La Medalla Echegaray se instituyó a petición de Santiago Ramón y Cajal en 1905, tras la entrega del Premio Nobel a José Echegaray.

Esta distinción premia una eminente trayectoria científica y ha sido otorgada desde su primera concesión a Echegaray en 1907 solo 15 veces más y a científicos ilustres como Leonardo Torres Quevedo, Santiago Ramón y Cajal, Hendrik Lorentz, Ernest Rutherford, Joaquín María Castellarnau o Margarita Salas.

Leíste Barbacid: Seguiré investigando hasta que me quede sin recursos o neuronas | Futuro

A %d blogueros les gusta esto: