Economía

Baleares y Málaga, donde más esfuerzo hacen las familias para pagar la hipoteca | Economía


El esfuerzo financiero que hacen las familias para pagar una hipoteca ha abierto una brecha entre las distintas provincias españolas. Comprar una vivienda en Islas Baleares y en Málaga exige más esfuerzo que en ninguna otra provincia, es decir, el incremento del precio de la vivienda unido a niveles salariales insuficientes provoca que el préstamo hipotecario se coma buena parte de las rentas familiares.

Así, en la islas las familias destinan un 23,5% de los ingresos al pago de una hipoteca media de 175.051 euros y en Málaga un 22,2% para un préstamo de 130.354 euros, según datos de la tasadora Tinsa relativos al último trimestre del año. A cierta distancia se sitúa Barcelona, donde tienen que dedicar el 18,2% de sus ingresos al pago de una deuda de 153.428 euros. Su esfuerzo financiero supera el de la media de españoles, que destinan el 17,2% de sus ingresos familiares brutos (antes de pagar impuestos y otras deducciones) a afrontar el primer año de una hipoteca media de 121.737 euros. Más desahogadas viven las familias que se hipotecan en Soria, Castellón y Palencia, donde el esfuerzo es algo más del 12% para hacer frente a hipotecas de entre 74.528 y 83.614 euros.

En el análisis por capitales, la tasadora llega a la conclusión de que son las familias de Madrid y Barcelona las que asumen “un nivel de esfuerzo excesivo”. En estas ciudades, el aumento de los precios de la vivienda ha impulsado el esfuerzo financiero hasta el 26,9% y el 27,8%, respectivamente. En Sevilla, es del 19,5%; del 18,7% en la ciudad de Valencia y del 13,2% en Zaragoza.

Sociedad de Tasación traduce este esfuerzo en el número de años de sueldo íntegro que un español necesita destinar para la compra de una vivienda y concluye que se necesitan 7,6 años, lo que supone dos meses y medio más que hace un año para comprar la misma vivienda. “Baleares continúa siendo la comunidad autónoma donde se necesitan más años para acceder a una vivienda: 15,4 años. En sentido opuesto, La Rioja sigue siendo la región donde es más fácil acceder a la vivienda: 4,8 años”, detalla la firma en su informe Tendencias del Sector Inmobiliario en 2018.

500 euros de diferencia en las cuotas medias

Semejantes desigualdades se reflejan en la cuota hipotecaria. Las familias de Baleares pagan una letra mensual de 849 euros, la más elevada de España y casi 2,5 veces por encima de la provincia con los importes más bajos. Tras Baleares, las cuotas mensuales hipotecarias más altas se localizan en Madrid (739 euros) y Barcelona (731 euros), “muy por encima del pago promedio que se realiza en Cuenca (342 euros), Lugo (346 euros) y Ciudad Real (347 euros), que son las provincias con las cuotas más reducidas”, indican en Tinsa.

La subida del precio de la vivienda, que durante 2018 ha continuado al alza, explica los desajustes. La vivienda terminada, que incluye la nueva y la de segunda mano, ha subido un 5,8% en España durante el cuarto trimestre del año, hasta 1.337 euros por metro cuadrado, según la estadística IMIE Mercados Locales de Tinsa. El incremento medio del conjunto de 2018 se ha situado en el 5%, medio punto más que el alza de 2017 (4,5%) y casi tres puntos más de lo que subió en 2016 (1,7%).

El precio medio en España evoluciona al alza desde el tercer trimestre de 2016 de forma ininterrumpida. Aunque acumula una revalorización del 11,7 % desde los mínimos poscrisis alcanzados en 2015, sigue siendo un 34,7% inferior al máximo de finales de 2007. Y en cinco provincias la vivienda vale menos de la mitad que cuando alcanzaron su valor máximo hace una década. Es el caso de Toledo (-54,9%), Guadalajara (-53,1%), Castellón (-51,5%), La Rioja (-50,3%) y Cuenca (-50,2%).

Lleida (10,9%), Madrid (10,8%), Málaga (9,9%) y Valencia (9,8%) son las provincias con mayor variación anual en este cuarto trimestre de 2018. Hasta una veintena han mostrado incrementos de un 5% o superiores. En cambio, otras 11 provincias han registrado un descenso anual de los precios: Soria, Cuenca, Zamora, Lugo, Ourense, Huesca, Badajoz, Álava, Albacete, Jaén y Castellón. Solo las dos primeras registran una caída superior al 4 %.

Respecto a las comunidades autónomas, la de Madrid lidera el encarecimiento nacional y es la única región con una apreciación superior al 10% (10,8%), seguida por la Comunidad Valenciana (7,8%), Asturias (7,4%), Castilla y León (7,4%) y Aragón (7,3%). La Rioja, Cataluña, Baleares, Andalucía, Canarias, Castilla-La Mancha y Murcia han registrado tasas superiores al 5%. En el extremo opuesto, Extremadura, País Vasco, Navarra y Cantabria han quedado por debajo de 1,5%.

Las ciudades donde más suben los pisos

Entre las grandes ciudades españolas, Valencia y Málaga han protagonizado los mayores incrementos interanuales de valor, ambas por encima de un 15%, superando los crecimientos registrados por Madrid (14,0%) y Barcelona (8,0%). Otras capitales de provincia que han registrado un alza considerable de valor en del último trimestre han sido Tarragona, Murcia, Ciudad Real, Alicante, Guadalajara, Burgos, Zaragoza y Vigo, todas ellas con revalorizaciones superiores al 10%.

Estos datos evidencian que en las dos grandes capitales del país, que han actuado como locomotoras de la subida desde 2015, empieza a apreciarse cierta ralentización en el crecimiento de los precios. Algo que también constata Sociedad de Tasación, cuyo análisis, realizado en cerca de 400 municipios, se centra solo en vivienda nueva. “En Madrid y Barcelona se aprecia cierta fatiga en el ritmo de subida de los precios, que en Barcelona ha pasado del 10,6% anual en el primer semestre al 8,1% en el segundo, y en Madrid, del 8,5% al 7,5%”, precisan. Barcelona, la ciudad más cara de España, ha alcanzado los 4.178 euros por metro cuadrado. En San Sebastián y Madrid el precio se ha situado en 3.515 y 3.404 euros respectivamente.

Según la tasadora, el precio medio de la vivienda nueva ha subido en España un 5,4% en 2018, hasta los 2.348 euros por metro cuadrado. Supone un crecimiento en el segundo semestre del año del 2,8%, inferior al 3,3% registrado en el mismo periodo del año pasado. Según este estudio, el precio medio de una vivienda tipo de 90 metros cuadrados en las capitales de provincia es ya de 211.300 euros. En el resto de ciudades estudiadas que no son capitales de provincia, el precio medio de una vivienda nueva alcanza los 1.632 euros por metro cuadrado, lo que supone un aumento del 3,3% respecto a diciembre del año anterior.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment

injerto
injerto