El Real Madrid, que no tuvo partido este fin de semana al aplazarse el clásico en el Camp Nou ante el Barcelona, volvió a trabajar para preparar el partido del miércoles contra el Leganés en una sesión preparatoria en la que el galés Gareth Bale se ejercitó en el interior de las instalaciones de la ciudad deportiva de Valdebebas sin hacer trabajo de campo.

Bale se ha perdido los dos últimos partidos del conjunto blanco por problemas en un gemelo sufridos durante su participación con la selección galesa y sigue alejado del trabajo grupal, al igual que los lesionados de larga duración Nacho Fernández y Marco Asensio, quienes continuaron con sus respectivos procesos de recuperación.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: