El ataque contra el centro de primera acogida de menores de Hortaleza, en Madrid, ha provocado este jueves un duro choque entre la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, y la portavoz de Vox, Rocío Monasterio. Con la estabilidad de la legislatura en manos de la extrema derecha, que tiene los votos clave para que el Gobierno de coalición de PP y Cs apruebe cualquier iniciativa, la política popular ha insinuado que su socio actúa por racismo, aunque no ha pronunciado esa palabra.

“Empiezo a estar cansada de la manipulación torticera de cualquier noticia, ayer [por el miércoles] empezaron a tirarse los trastos los unos a los otros”, ha dicho la presidenta de la Comunidad tras una pregunta de Monasterio sobre los menores no acompañados en la sesión de control al Gobierno. “Lo importante es la situación de estos menores, no sé dónde queda su moral cristiana”, ha añadido. “Es una situación que ya cansa, porque nadie arrima el hombro, nadie colabora”, ha proseguido. “El Gobierno no atiende las fronteras; la izquierda con su moralina y su emigración incontrolada, tampoco; y ustedes tampoco, señores de Vox”, ha argumentado. “¿Qué pasa, que si la conducta incívica es de un españolazo está bien vista?”, se ha preguntado. “Para mí, todas las conductas incívicas son condenables”, ha subrayado. Y ha rematado, aludiendo al racismo: “Hacerme esta pregunta y poner en tela de juicio si pesa más o menos un acto incívico según el origen de la persona que lo comete tiene otro nombre”.

Antes, Monasterio lanzó una andanada contra los portavoces de los partidos de izquierdas y el ministro en funciones de Interior, Fernando Grande-Marlaska, por argumentar el miércoles que el origen del ataque de Hortaleza está en los discursos xenófobos y los argumentos de la extrema derecha, que lleva meses señalando a los menores del centro como culpables de un aumento de la criminalidad que niegan la Fiscalía y el Gobierno.

“La realidad es que llevamos meses preguntando por los problemas derivados de sus políticas irresponsables que provocan problemas de seguridad en nuestros barrios”, ha lanzado la portavoz de Vox. “Ayer [por este miércoles] tuvo lugar un episodio lamentable, que la izquierda sectaria y un ministro han empleado para atacar a un partido y acusarle sin tener la información”, ha seguido. “Eso es un delito de odio contra aquellos que estamos denunciando y poniendo la voz a muchos vecinos”, ha añadido. “Atacan como hienas a los que denunciamos la inseguridad de nuestros vecinos. La izquierda histérica, moralista y cínica, quiere que no les pongamos voz. No nos vamos a callar”.

Sin declaración conjunta

La bronca entre partidos ha impedido que el pleno de la Asamblea de Madrid condene con una declaración institucional el ataque. El requisito reglamentario de que haya un apoyo unánime de todos los grupos no se ha cumplido al oponerse PP y Vox al texto, que pone el acento en los discursos de odio de la extrema derecha como origen del incidente.

Vox condenó el ataque contra el centro de menores de Hortaleza el mismo miércoles. Al día siguiente, sin embargo, ha vuelto a colocar a los menores migrantes en el centro de la actualidad política. La alianza del PP y Cs con Vox llegó tocada al pleno de este jueves. Media hora después de que hubiera comenzado la sesión, las grietas eran evidentes. Quedan más de tres años de legislatura, pero la distancia entre los tres socios se agranda día a día. En vídeo, retransmisión en directo del pleno de la Asamblea.

Los profesores del centro de menores atacado: “No es un hecho aislado. Estamos saturados”

Los trabajadores del centro se sienten víctimas de grupos xenófobos. [Sigue leyendo aquí]

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: