Las increíbles propiedades del ajo lo convierten en un alimento indispensable en nuestra alimentación. Es eficaz en el control de enfermedades, ayuda a piel y tejidos a regenerarse y mantenerse joven, es un gran aliado en nuestra dieta para bajar de peso e incluso potencia la actividad sexual.

Está demostrado que es un gran complemento para desintoxicar el organismo y bajar de peso. Entre sus propiedades adelgazantes destacan que favorece la digestión de los alimentos, ya que incrementa la secreción de los jugos gástricos, y ayuda a eliminar los depósitos de grasa. Se trata de un antiinflamatorio y un descongestionante natural, ideal para depurar todo el organismo.

También controla el azúcar en la sangre, la eliminación de toxinas y la retención de líquidos. Asimismo, el hígado y el páncreas también optimizan sus funciones.

Adicionalmente, al aparecer como condimento o acompañante en los platos de comida, se convierte en un eficaz inhibidor del apetito; el hábito de comer ajo otorga al organismo un prolongada sensación de saciedad.

La mejor manera de consumir el ajo es crudo. Si no te gusta el sabor siempre puedes optar por untarlo en una tostada con aceite o recurrir a las perlas de ajo de venta en herbolarios. También puedes hacer té de ajo hirviéndolos en agua.

Lo ideal es tomarlos en ayunas y media hora antes de las comidas ya que nos prepara para una correcta digestión.

Un aliado también en la cama

Pero el ajo también puede ser nuestro gran aliado en la cama. Aumenta la líbido y permite mantener la erección.

Numeroso estudios han demostrado que superalimentos como el ajo negro ayudan a tener una vida sexual más sana, atacando directamente en tres frentes: la libido, el arranque de las relaciones y aumentando la duración de las mismas.

El ajo es un alimento rico en sustancias y nutrientes fundamentales para el organismo, como las vitaminas del grupo B, vitamina C, azufre, iodo, fósforo y magnesio, además de proporcionar gran cantidad de aminoácidos. La presencia de zinc en el ajo, hace que se mejore la fertilidad y en los hombres aumenta el apetito sexual. Además, es rico en arginina, un aminoácido vasodilatador que se utiliza como remedio para la disfunción eréctil.

El ajo contiene alicina que, en combinación con la vitamina B1, se transforma en un elemento llamado allidiamin que estimula tanto la líbido como la actividad sexual.

¿A qué esperas para incluirlo en tu dieta?




Fuente: La Razón

A %d blogueros les gusta esto: