Casi todo el país continúa este lunes entre 5 y 10 grados por encima de los valores habituales para primeros de junioadvierte Rubén del Campo, uno de los portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet)Lo peor se espera en la campiña cordobesa y Andújar y el resto del valle del Guadalquivir jiennense, que se encuentran bajo aviso amarillo, el menor de los tres niveles existentes, por temperaturas que pueden llegar a los 38 grados. 

Según la predicción de la Aemet, 29 provincias registrarán este lunes máximas por encima de los 30 grados, entre las que destacan Córdoba (39) y Sevilla (38), así como Badajoz, Granada y Jaén (36), y Albacete, Ciudad Real y Toledo (35). Ayer domingo, los termómetros alcanzaron 38.9ºC en El Granado (Huelva), la máxima de todo el país, a la que siguieron 38.4 de Andújar, 38.4 de Badajoz y los 37.6 de Sevilla Aeropuerto. La anomalía fue de entre 7 y 11 grados más, precisa Del Campo.

Del calor intenso, que comenzó a apretar de forma generalizada el viernes, se salva hoy el norte peninsular, que se suma a la bajada de las temperaturas que comenzó el domingo por el Cantábrico. También se libra el litoral mediterráneo, donde hará 25/26 grados «porque se activará la brisa por el contraste entre los valores altos del interior y la temperatura del mar», indica Del Campo.

El martes, continúa el experto, los valores caerán por el oeste y el calor «significativo» se quedará confinado en el este de la Península: cuenca del Ebro, valle del Guadalquivir, interior de Murcia, de Valencia y este de Castilla-La Mancha, donde se puede llegar a los 35. En puntos de Navarra y La Rioja estarán entre 10 y 15 grados por encima de los valores normales.

El miércoles llegará por el noroeste una masa de aire fresco del Atlántico, que provocará un descenso generalizado de las temperaturas. La caída será acusada, de hasta 10 grados, en el alto Ebro. Sin embargo, las temperaturas subirán un poco en el Mediterráneo, de manera que los valores serán normales en todo el país o incluso bajas en el norte, salvo en el litoral de Valencia y Murcia y Baleres, donde se llegarán a 33/35. «El miércoles los valores estarán en los 20 grados en las comunidades cantábricas, 25 en la meseta norte, 27 en Madrid, 30 en el Guadalquivir y 32 en el interior de Mallorca», indica el portavoz.

El aire fresco vendrá acompañado de lluvias escasas a lo largo de toda la semana. «Puede llover en las comunidades cantábricas de forma débil y no se descantan tormentas a partir del miércoles», precisa el meteorólogo. ¿Es este calor un anticipo de lo que depara junio? En su predicción mensual, la Aemet avanza que, al margen del respiro en las temperaturas de la próxima semana y de las ligeras lluvias, junio será seco y muy caluroso.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: