Más de una docena de localidades en un territorio ya intensamente torturado por la guerra en Siria fueron bombardeadas, algunas de ellas repetidas veces, entre la noche del domingo y la madrugada de ayer por aviones rusos y del Gobierno sirio, en la ofensiva aérea más intensa en el último año y medio. Los helicópteros gubernamentales lanzaron asimismo barriles explosivos en gran cantidad, al menos ocho en Al Hbit, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Los ataques aéreos rusos serían más de 60 tan sólo ayer. Imágenes en las redes sociales muestran el efecto devastador de un bombardeo sobre un grupo de civiles refugiado en un olivar, que causó la muerte de varias mujeres y al menos un niño.





El Gobierno sirio lleva una semana bombardeando, con ayuda de Rusia, el sur de la provincia de Idlib y el norte de la vecina provincia de Hama, que en teoría corresponden a la zona de exclusión pactada en septiembre entre Vladímir Putin y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que respalda a las milicias rebeldes, entre las cuales la antigua franquicia de Al Qaeda, el Frente Al Nusra (hoy Hayat Tahrir al Sham), es predominante.Aquel acuerdo Rusia-Turquía evitó entonces una ofensiva mayor.


Los yihadistas disparan 36 cohetes contra la base aérea rusa de Jameimim sin lograr su objetivo

Hayat Tahrir al Sham disparó en la mañana del lunes una salva de cohetes sobre la base aérea de Jmeimim, que alberga a la fuerza aérea rusa, y otra más por la tarde, hasta un total de 36 proyectiles, que fueron abatidos por la defensa antiaérea sin mayores consecuencias, según dijo a la agencia Tass el general Viktor Kupchishin, quien añadió que todos los puntos de lanzamiento del grupo yihadista fueron de inmediato atacados.

El objetivo ahora de Damasco es recuperar el control de las autopistas M5, que discurre entre las ciudades de Alepo y Hama, y M4, que conecta la anterior con la ciudad costera de Latakia. Las fuerzas de Damasco han anunciado la conquista de dos localidades en Hama, Al Bana y Al Janabira.

Se cree que los bombardeos han costado la vida a docenas de personas. El OSDH evaluaba hasta ayer en 93 el número de muertos en Idlib desde el inicio de la ofensiva el 30 de abril.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: