El Audi Q8 acaba de convertirse en el SUV más potente de la gama de todocaminos del fabricante de los cuatro aros, ya que acaba de recibir una versión RS con 600 CV que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos.

El Audi Q8 RS, que llegará a los concesionarios durante el primer cuatrimestre de 2020, tiene un precio de partida recomendado para el mercado español de 155.700 euros.

Está propulsado por un motor de gasolina V8 biturbo de 4 litros con el que es capaz de pasar de 0 a 200 km/h en 13,7 segundos y lograr una velocidad máxima (está limitada electrónicamente) de 250 km/h. Con el paquete dynamic opcional, esa velocidad punta llega hasta los 305 km/h.

A pesar de estos registros, Audi asegura que es un motor muy eficiente ya que cuenta con tecnología de hibridación ligera de 48 voltios (ayuda a reducir el gasto de combustible hasta 0,8 litros cada 100 kilómetros) y con sistema de desconexión de cilindros (a velocidad moderada solo funcionan cuatro de los ocho para reducir el consumo de gasolina).

Para que los 600 CV se entreguen de forma segura, el Audi Q8 RS equipa de serie sistema de tracción integral permanente quattro, que está combinado con la caja automática tiptronic de ocho velocidades. Opcionalmente hay diferencial deportivo quattro, que mejora la tracción, la estabilidad y el comportamiento al distribuir el par entre las ruedas traseras en apoyos dinámicos.

También el SUV grande de Audi sale de fábrica con suspensión adaptativa con control de amortiguación que adapta al vehículo al estado del piso por el que circula. El conductor puede variar la altura de la carrocería hasta en 90 milímetros.

Otro de los opcionales destacados es el sistema de estabilización activa electromecánico (EAWS) que minimiza los balanceos de la carrocería en curvas rápidas.

Exteriormente, el Q8 RS se reconoce por las llantas de aluminio de 22 pulgadas (van montadas en neumáticos 295/40, lo que supone la combinación más grande de serie instalada en un Audi), por las molduras en gris Manhattan, el pequeño alerón del techo (aporta apoyo extra al eje trasero a velocidades elevadas), el difusor trasero en óptica de aluminio, las salidas de escape ovaladas, las carcasas de los espejos retrovisores en acabado aluminio o los emblemas RS (delante y detrás).

En el interior, el RS informa al conductor (en las pantallas del Audi Virtual Cockpit) de los tiempos por vuelta y las fuerzas G a las que se somete al vehículo, el navegador toma nota de las rutas preferidas para plantear posibles sugerencias, la tapicería es de cuero, el volante multifunción es achatado y los tres asientos traseros son individuales, entre otros elementos.

El Audi Q8 RS además puede equipar más de 30 ayudas a la conducción como los asistentes de crucero adaptativo, de eficiencia, de cruces o de cambio de carril, así como las cámaras de 360º para controlar todo lo que sucede alrededor del vehículo. EFE

jmj/lml




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: