La de este lunes no era una presentación cualquiera para el Atlético de Madrid. Por eso, a João Félix, el fichaje más caro de la historia de los rojiblancos, le acompañaron históricos del club como Adelardo o su compatriota Paulo Futre. Incluso Miguel Ángel Gil Marín, poco habitual en este tipo de actos, estuvo presente para acompañar al jugador. Un despliegue a la altura de los 126 millones que el club ha desembolsado por su adquisición, algo que al chico no parece no inquietarle en exceso. «Son temas de mercado y no sé nada de eso. No le presto mucha atención al tema de las cantidades. Me limito a jugar y a hacer mi trabajo para ayudar al club en el que estoy», se desmarcó el nuevo jugador rojiblanco.

Apenas unas horas después de entrenar por primera vez a las órdenes de Diego Pablo Simeone, el portugués afrontó su primera comparecencia ante los medios de comunición como jugador del Atlético. Escueto y directo, despachó las preguntas en poco más de diez minutos y se mostró agradecido por la oportunidad. «Estoy aquí para hacer historia en este club», aseguró antes de volver a la concentración de pretemporada que los rojiblancos acaban de iniciar en los Ángeles de San Rafael.

Con el 7 a la espalda, el ex del Benfica está llamado a ocupar el lugar que previsiblemente dejará Griezmann en el frente de ataque rojiblanco. Preguntado sobre ello, João Félix no dudó en asegurar que las expectativas a la hora de convertirse en el sustituto del francés no le afectará. «Me desconecto de la presión. A veces escuchamos cosas buenas y malas. Me limito a hacer mi trabajo y dar lo mejor de mí para ayudar al equipo», se limitó a responder ante las constantes preguntas acerca de su precio y el lugar que viene a ocupar.

João Félix no tuvo problemas en reconocer que, antes de confirmarse su fichaje por el Atlético, había charlado con Cristiano Ronaldo sobre la posibilidad de recalar en Madrid: «Es un gran jugador, actualmente es el mejor del mundo y quizás de siempre. En la selección me hablaba de Madrid, le gustaba mucho la ciudad y yo estoy aquí para hacer mi historia y ser recordado como João Félix. Cristiano es Cristiano y yo soy João Félix«.

Vestido de manera informal, con camisa blanca y pantalón gris, el portugués quiso acordarse del Benfica, donde la temporada pasada fue clave para conquistar el 37ª título de Liga de Las Águilas: «Fue una despedida difícil, les llevaré siempre en mi corazón, no es fácil salir de Portugal, pero todos me han deseado mucha suerte y serán parte de mi afición y yo de la suya», dijo antes de reconocer que le gustaría cruzarse con su antiguo equipo en la Champions: «Ojalá nos enfrentemos, siempre que pasásemos los dos. Querría recibir el cariño de la gente y reencontrarme con mis compañeros allí, que siempre se portaron muy bien conmigo». 

«Va a aguantar la presión del Metropolitano»

«Hay personas con virtudes innatas que destacan su talento en su primera etapa de la vida, escultores, pintores… y futbolistas, hasta convertirse en genios y leyendas. La palabra que mejor define a Joao es talento y estamos muy contentos de que haya elegido al Atlético ante muchas propuestas de grandes equipos», señaló, por su parte, Enrique Cerezo, presidente del Atlético. 

Posteriormente, fue Paulo Futre el que tomó la palabra. «Estoy muy contento como atlético y portugués. Lo tiene todo, el talento, el carácter… Va a aguantar la presión del Metropolitano y creo que está preparadísimo para ir a la guerra», aseguró Futre, que se mostró «muy feliz» tras conocer que «el niño de oro», como le calificó, había elegido al Atlético por encima de «clubes como el Madrid, el Barcelona, la Juventus o el Manchester City».

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: