Internacional

Atentado en Londres: “Su prometido la abrazó y la vio morir en sus brazos” | Internacional


La ciudadana canadiense Christine Archibald, una trabajadora social de 30 años, se ha convertido en la primera víctima mortal (y la única hasta el momento) en ser identificada de las siete personas que murieron en el ataque terrorista perpetrado en la noche del sábado en Londres. La identidad de la mujer ha sido confirmada este lunes por la familia de la víctima y de su pareja, horas después de conocerse que entre los fallecidos había un canadiense. 

La mujer, nacida en Castlegar (la segunda ciudad más importante de la Columbia Británica), no vivía en Londres, sino que estaba de turismo con su novio, Tyler Ferguson. El hermano de Ferguson, Mark, ha explicado al medio canadiense CBC News que la pareja vivía en Den Haag (Países Bajos), donde el novio llevaba ocho meses trabajando como contable. Tyler había pasado toda la semana en la capital británica por negocios y Christine viajó hasta allí para pasar con él el fin de semana. Ella “nunca había estado allí antes”, así que decidieron hacer un recorrido a pie por Londres de noche. “Mi hermano es un viajero, ha estado en todo el mundo y conoce Londres bastante bien, así que le estaba mostrando algunos lugares”.

Según su relato, Tyler caminaba por delante de su novia en el puente de Londres cuando “oyó un rechinar de llantas” y, al mirar atrás, “vio cómo sucedía todo y cómo la furgoneta arrollaba a la gente”. La camioneta se llevó a su novia por delante y la hirió de muerte. El hombre “intentó hacerle las maniobras de reanimación y luego llegaron los servicios de emergencia, que trataron de hacer todo lo posible por ella, pero murió en sus brazos”, ha narrado el hermano. “La abrazó y la vio morir en sus brazos”, ha contado también otra hermana, Cassie Ferguson, al mismo medio. “Mi hermano está roto en un millón de partes”, ha añadido.

“Ayer por la noche en Londres mi hermano pequeño perdió el amor de su vida en el puente de Londres. En una fracción de segundo su vida entera le fue arrancada”, narra la hermana en su cuenta de Facebook.

La pareja se había comprometido hace unos pocos meses, poco después de que ella se mudara a los Países Bajos con él. Planeaban regresar a Canadá cuando terminara el contrato de él para vivir en la zona de Castlegar cerca de la familia de Archibald.

“Estaban locamente enamorados y tenían muchos planes para el futuro”, ha añadido Mark Ferguson. “Es devastador para él, le han arrancado al amor de su vida”. “No puede dormir, ni comer, ni pensar, ni hacer nada”, ha relatado Mark sobre el estado de su hermano. La madre y otros miembros de la familia están viajando a Londres para acompañarle.

Por su parte, los familiares de la joven han emitido un emotivo comunicado a través del Gobierno canadiense en el que lamentan su muerte. “Lloramos la pérdida de nuestra preciosa hija y hermana. Tenía espacio en su corazón para todos y creía firmemente que cada persona tiene que ser valorada y respetada. Así lo demostró trabajando en un refugio para personas sin hogar hasta que se trasladó a Europa para estar con su prometido”, ha declarado la familia. 

Se trata de Alpha House, en Calgary, que ha lamentado su muerte en un comunicado, en el que la describe como “una luz brillante, un espíritu amable y un ser humano excepcional”. “Por favor, honren a Christine haciendo su comunidad un lugar mejor. Sean voluntarios o donen a un refugio para personas sin techo. Expliquen que Chrissy les envió”, termina la nota la familia.

“Con gran tristeza”, la Universidad Mount Royal ha despedido también su antigua alumna. “Era una estudiante verdaderamente excepcional que recibió su diploma en Trabajo Social en 2015. Nuestras más profundas condolencias van a su familia y seres queridos, así como a los miembros de nuestra comunidad que están sufriendo su pérdida”, dice la universidad en un comunicado.

Horas antes de que la familia de la joven diera a conocer su nombre, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, informó de que un ciudadano canadiense había fallecido en “el ataque sin sentido” que sufrió la capital británica. De las otras seis víctimas mortales, solo se sabe que uno de ellos es francés, según reveló el ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian. Ni su familia y las autoridades francesas lo han identificado.

Claude Renoult, alcalde de la ciudad bretona de Saint-Malo, en la costa noroeste de Francia, ha contado a AFP que el fallecido tiene conexiones familiares con esta ciudad, aunque no sera de allí. Medios locales informan de que vivía en Londres y trabajaba en Boro Bistro, un restaurante bretón en Borough Market. Las banderas de Saint-Malo están este lunes a media asta. Entre los 48 heridos, 21 de ellos en estado crítico, figuran cuatro policías británicos, un español —con heridas leves—, siete franceses —cuatro de ellos críticos—, dos alemanes —uno grave—, dos australianos y dos neozelandeses.

Estos dos australianos fueron heridos en el cuello. La prensa de su país informa de que una de ellos, Hedge Candice, de 34 años, se recupera en el hospital, mientras que otro, Andrew Morrison, recibió puntos de sutura y está de regreso a Australia. El neozelandés Oliver Dowling, de 32 años y natural de Christchurch, fue apuñalado en la cara, cuello y estómago, y su novia, Marie Bondeville, también resultó herida. Otro español, un madrileño de 39 años, y un francés están desaparecidos.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *