Cultura

Así es el primer anuncio rodado íntegramente por discapacitados intelectuales | Cultura


Paula De la Fuente, de 24 años, es una de las protagonistas de un spot muy especial: las 50 personas que lo rodaron, incluyendo a actores de reparto, ayudantes de cámara, iluminadores y ella misma, sufren algún tipo de discapacidad intelectual. “Hago el papel de la actriz principal:soy la novia de Santiago”, dice De la Fuente, que padece epilepsia. Santiago, su compañero de reparto, es un chico a quien se ve hacer cosas sencillas que muchas veces son proezas para este colectivo: ir en metro, estudiar, relacionarse con gente…Personas con autismo, con síndrome de Down, de Asperger o personas límite, todos comparten un denominador común: todo sufren, como mínimo, un 33% de impedimento mental. “El vídeo muestra algunos de los cambios que apoyamos en la vida de estas personas”, afirma Joaquín Castillo, director de comunicación de la asociación Afanias, responsable de un proyecto que se proyectará este jueves, a las 18.30 horas, en los cines Kinépolis de la Ciudad de la imagen (Madrid).

“Refleja la situación que muchas veces nos encontramos: personas que están en casa sin hacer nada, ahí tirados”, cuenta Castillo, cuya asociación lleva desde 1965 ayudando a “empoderar y dar autonomía” a las personas con discapacidad intelectual. “La idea de aparecer en una pantalla les hizo una ilusión tremenda, son gente que normalmente tiene la autoestima muy jodida”, dice el portavoz de Afanias sobre un equipo de rodaje que salió de los 2.100 usuarios que atienden actualmente a alguno de los programas de educación, formación y empleo, residencia y hogar y ocio y cultura de la organización. “Lo tienen más complicado a la hora de encontrar un curro o relacionarse con otros, todavía se les ve como locos o bichos raros”.

De la Fuente fue una de las 70 aspirantes que se presentaron a la prueba organizada por Afania, que inicialmente buscaba 15 personas para la parte interpretativa. “Aquello se desbordó”, cuenta Castillo, que recuerda que al final la organización decidió que el equipo técnico también se nutriera del casting, por lo que seleccionaron a casi todos. “Al principio no sabíamos muy bien y tuvimos que repetir tomas unas cuantas veces”, cuenta De la Fuente, a quien le molesta que la gente siempre quiera ayudarla o impedirle hacer las cosas cuando no sabe hacer las cosas: “Hay veces que no nos dejamos ayudar porque queremos hacerlo nosotros solos”. Le gustaría que el spot sirviera para que “las cosas fueran más fáciles” y les impidan hacer cosas. “Algunas veces me caigo, me mareo. Cada uno es como es. Pero todo queremos una vida normal”, afirma esta estudiante de primero en un curso de azafata.

Afanias hace “un llamamiento a los medios” para que emitan el anuncio y contribuyan a aumentar la visibilidad de los discapacitados intelectuales. “La discapacidad física se conoce más, pero esta es muy endogámica. A las familias les da un poco de vergüenza”, revela Castillo, que está negociando con Kinépolis para que proyecten el spot en los cines antes de las películas.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment