Tecnología

Así es el Nokia 8, el móvil que marca el retorno del gigante | Tecnología


No hace tanto tiempo que los Nokia eran los móviles de referencia, eran los que ocupaban todos los espacios más destacados en marquesinas y webs y hasta protagonizaban apariciones estelares en películas futuristas como Matrix. A finales de los noventa, los terminales de la firma de Espoo apabullaban el mercado. Eran, sin duda, los iPhone del momento, pero fue precisamente el terminal de Apple el que marcó el inicio de su declive.

Nokia ha zigzagueado estos años en el mercado como ha podido y su última novia, Microsoft, acaba de tirar la toalla anunciando el fin de la era Windows Phone, no sin antes deshacerse del negocio de móviles de Nokia que fue adquirido por HMD Global. Esta última startup ha tomado el testigo con energía, presentando varios terminales -entre ellos el remozado 3310- muy orientados a la gama baja, pero parece que la firma no se va a quedar ahí.

El especialista en tecnología Evian Blass (autor de sonadas filtraciones) ha publicado las primeras fotos del Nokia 8, un terminal que se dirige claramente al segmento premium del mercado y que aspira a marcar el retorno de la mítica firma a la arena de los grandes. El 8 heredaría el cuidado aspecto estético de sus hermanos menores (Nokias 3, 5 y 6), pero elevando las prestaciones a las exigencias de la gama alta. Según sostiene Blass, el smartphone contaría con una pantalla de 5,3 pulgadas con resolución QHD, a elegir entre 4 y 8 GB de RAM, y un potente procesador Snapdragon 835. Lo llamativo de este móvil se encuentra en la parte trasera del mismo: cuenta con dos ópticas Carl Zeiss (fruto del acuerdo firmado por HMD con el conocido fabricante de lentes) de 13 MP, lo que da buena cuenta de la apuesta por la marca por las prestaciones fotográficas del terminal.

El smartphone contaría con una pantalla de 5,3 pulgadas con resolución QHD, a elegir entre 4 y 8 GB de RAM, y un potente procesador Snapdragon 835

Se prevé que el Nokia 8 sea anunciado el día 31 de este mismo mes, y llegaría al mercado con Android 7.1.1 Nougat, la última versión de la plataforma, y siguiendo la estela de los modelos precedentes: ofrecer al usuario una experiencia de Android pura y sin sucedáneos o añadidos. Los fabricantes siempre completan la interfaz de usuario con capas con la intención de personalizar el terminal, pero estas aventuras no suelen gustar a todos los clientes. Pero sin duda, la gran baza del 8 para lograr dar una buena dentellada en el segmento premium sería el precio: el propio Blass indica que el dispositivo podría comercializarse por 589 euros, una cifra tremendamente competitiva considerando las esperadas prestaciones del terminal y el precio de algunos de los rivales a los que se enfrenta (iPhone 7 y Galaxy S8, entre otros).




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment