Deporte

Asensio, la ilusión del Bernabéu


Ha vuelto la sonrisa del Madrid. Ha vuelto Asensio. El futbolista que, junto a Isco, más ilusiona ahora mismo al Bernabéu. El fichaje que se le escapó al Barcelona, donde siguen teniendo pesadillas con el «crack» que han dejado pasar. El jugador que costó sólo cuatro millones y al que el Madrid ha blindado con una cláusula antijeques porque su rendimiento ha asombrado a todos los grandes de Europa.

Lo hace todo bien

Asensio es un escándalo de futbolista. Tiene un desparpajo descomunal. Se maneja bien sobre el campo. Es potente y muy rápido. Hace lo que quiere con su pierna izquierda. Posee visión de juego, reparte asistencias milimétricas a sus compañeros, entiende lo que pasa sobre el césped en todo momento, tiene uno de los mejores remates del mundo y, lo que más me asombra: siempre aparece en los partidos importantes. Y todo esto con sólo 21 años. Parece mentira.

Tenía que aparecer

El Madrid está teniendo problemas en el Bernabéu esta temporada y ayer ante el Eibar era una buena prueba de fuego para comprobar si había vuelto el mejor Asensio, que andaba algo gris y desconectado en los últimos partidos. Y vaya si apareció. Participó decisivamente en el primer gol con un centro envenenado, una rosca magnífica desde la izquierda, muy cerrada, imposible de despejar para Paulo Oliveira, que la mandó a la red. Y firmó el segundo, un golazo a botepronto tras un centro de Isco. Su hermano. Su «bro», como se llaman en el vestuario.

Pareja de moda

¡Vaya pareja! Asensio e Isco. Isco y Asensio. La BBC es magnífica. Benzema, Bale y Cristiano son muy buenos. Pero Isco y Asensio tienen arte. Tienen magia, que es lo más perseguido en el fútbol. Lo que todos los equipos quieren tener en el campo. Ellos son el Madrid que pide el público, que casi exige su presencia en el once. Porque son de esos jugadores por los que vale la pena pagar una entrada sólo para verles hacer un control, una pared, un sombrero. Pero también porque salvan partidos como el de ayer. Son el presente. Y también el futuro.

Defensa a Benzema

Asensio dio un gol y marcó otro mientras Benzema (que participó en el tercero) empezó como suplente. A Zidane le molestó el ataque de Lineker, que también ha sido delantero, a Karim. Y más ahora cuando se habla tanto de Harry Kane. Por eso defendió a Benzema a capa y espada de forma hasta sorprendente diciendo que es «el mejor del mundo». Pero Zizou ha demostrado con creces que todos son imprescindibles y por eso dio un espaldarazo a los Asensio, Theo o Ceballos. Lo fácil sería ponerles contra el Fuenlabrada.

Cristiano sufrió

La cruz esta vez fue Cristiano. No le salió nada en el campo, pero debe animarse. Tiene que venirse arriba. No puede transmitir esa ansiedad permanente en el terreno de juego. Es verdad que sus ganas de mejorar le han hecho grande y le van a dar el premio «The Best» esta tarde, sí. Será un gran día para él. Pero mientras Isco y Asensio sacaban el partido adelante, Cristiano sufría entre gestos, lamentos, resbalones y disparos a las nubes. Tiene que calmarse. ¡Y que disfrute de los Jugones!




Fuente: La Razón

Comentar

Click here to post a comment