Los equipos de rescate recuperan un cuerpo tras el paso del tifón Phanfone en Filipinas. Foto: ALREN BERONIO Vídeo: EPV

La cifra de víctimas mortales tras el paso del tifón Phanfone por el centro y el este de Filipinas este miércoles ha ascendido a 28, mientras que por otro lado, 12 personas todavía siguen desaparecidas. Phanfone, también conocido como Úrsula, ha llegado a acumular vientos de hasta 130 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 160 a su paso por Filipinas, cuyo golpe ha provocado graves destrozos en hogares, en el tendido eléctrico, e inundaciones en hasta ocho localidades.

Se trata del séptimo tifón que azota Filipinas este año, con la particularidad de que se produjo cuando todo el país celebraba la Navidad. Aunque no ha sido uno de los más poderosos, su paso ha dejado una estela de destrucción mucho más pronunciada tras arrasar algunas de las zonas e islas más pobres y menos desarrolladas del archipiélago.

Más de 58.000 personas se han visto forzadas a dejar sus hogares desde que el tifón hiciese acto de presencia y más de 24.000 han quedado varadas en puertos marítimos después de que la Guardia Costera cancelase todas las navegaciones. Al menos 115 vuelos nacionales también han sido cancelados y la televisión filipina ha mostrado daños menores en el aeropuerto de Kalibo, una de las alternativas turísticas en el centro del archipiélago.

El azote del tifón se ha dejado sentir especialmente en provincias como Leyte, Capiz y Ilolio, en donde se han producido la mayoría de las muertes, tal y como han apuntado varios medios filipinos. Por su parte, el Ministerio de Agricultura ha hecho una primera valoración de daños en el sector cifrada en más de diez millones de euros.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: