El rapero estadounidense ASAP Rocky, de 30 años, fue detenido en Estocolmo, Suecia, el pasado lunes 1 de julio por agresión con agravantes tras una reyerta en la calle, que fue grabada en vídeo. Tras dos semanas en prisión preventiva, el representante del artista, John Ehmann, se ha quejado de «las condiciones inhumanas» en las que se encuentra el artista y ha lanzado una petición en Change.org para que sea puesto en libertad. En la página afirma que el centro penitenciario tiene al rapero en «un módulo de aislamiento las 24 horas, los siete días de la semana, con restricciones en los servicios más básicos, como el acceso a alimentos aceptables y suficientes para mantenerse con vida, y en condiciones insalubres». 

Ante estas afirmaciones, el director del centro, Fredrik Wallin, ha salido a defender las instalaciones. Walling asegura en el portal estadounidense Page Six que Kronoberg, como se llama la prisión, ha sido «recientemente renovada», está limpia y ofrece tres comidas al día. Solo se refirió «a las condiciones generales que se aplican a todos los presos» y no confirmó si ASAP Rocky, cuyo nombre real es Rakim Mayers, está bajo su custodia, pero según el mismo medio, las autoridades suecas les han notificado que es ahí donde se encuentra el detenido.

En la página web del Servicio Penitenciario de Suecia se pueden observar imágenes y vídeos de los centros que dirigen. Aunque no ofrece acceso al interior del edificio de retención preventiva Kronoberg, donde se encuentra recluido ASAP Rocky, sí ofrece una idea del estado de las instalaciones. Imágenes a las que han tenido acceso diversos medios estadounidenses, muestran habitaciones individuales similares a las de las residencias de estudiantes, con muebles de madera, cama individual, un escritorio y estanterías. También disponen de ventana, un radiador, un lavabo y, en ocasiones, un televisor. El tamaño y distribución de dichas habitaciones están pensados en función de una estancia temporal y, en la mayoría de los casos breves, pues los presos solo permanecen allí el tiempo previo al juicio. 

Imagen de una de las habitaciones publicada en la web del Servicio de Prisiones de Suecia.

Sobre la falta de limpieza a la que hace referencia el representante del rapero, el director tampoco dudó en desmentirlo: «Tenemos contratado un servicio de limpieza profesional». Otra de las quejas que el rapero ha manifestado hace referencia a las dietas. «Se proporciona comida suficiente para mantenerse con vida», señaló Wallis y añadió que todos los prisioneros reciben desayuno, almuerzo y cena. 

Para demostrarlo, el centro ha proporcionado al portal estadounidense un menú de muestra. Durante la semana del 8 al 14 de julio, los prisioneros de Kronoberg recibieron platos que incluían carne picada, sopa de patatas, guiso de salchichas con arroz, bacalao, puré de patatas, chili y pasta picante. A su vez, un vídeo subido a su página web muestra cómo los guardias entregan las comidas a los prisioneros. 

Ante las alegaciones del representante de que ASAP Rocky está en aislamiento, la página web aclara que esto supone una serie de restricciones. Entre ellas, se le pueden negar las visitas, el acceso a la prensa, la radio, la televisión o que las llamadas telefónicas sean supervisadas o directamente denegadas. Sin embargo, según Page Six, un representante de la oficina del fiscal ha confirmado que este departamento «no ha solicitado medidas de restricción en este caso», ya que el artista ha sido detenido por «riesgo de fuga».

Los tribunales suecos que llevan el caso del rapero han aclarado que el fiscal tiene hasta el 19 de julio para decidir cómo procesarle. Hasta entonces, permanecerá en prisión preventiva y si el fiscal solicita una extensión, los tribunales «decidirán si aceptan o no este período de ampliación». Mientras, el representante no ha respondido a las declaraciones del director de la prisión y la petición en Change.org ya ha alcanzado más de 500.000 firmas, la mitad del máximo fijado para lograr el objetivo.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: