Hacía tiempo que la presentación del Orgullo de Madrid (MADO) no despertaba tanto interés. La cita —que llenará la ciudad de actividades reivindicativas, culturales y festivas del 28 de junio al 7 de julio— celebra este año el medio siglo de las revueltas de Stonewall, en Nueva York a la par que homenajea a los primeros luchadores de la causa en España: los mayores, las primeras generaciones que pelearon por los derechos.

“Queremos recordar a todas las personas que han peleado y que han perdido la vida por nuestros derechos”, dijo Uge Sangil, presidenta de FELGTB. Al lema del Orgullo —Mayores sin armario: Historia, lucha y memoria—, la federación aporta otro: “Ni un paso atrás”. Lo hace en referencia a la ultraderecha de Vox, que ha evidenciado su lgtbfobia y que ha sido clave para que PP y Ciudadanos pudieran hacerse con el control del Ayuntamiento de la capital.

“No podemos callarnos; Madrid no puede volverse gris”, continuaba Sangil que reivindicó la cita madrileña como un icono nacional y global. Sangil aprovechó la presentación de la cita para decirle a Begoña Villacís (Ciudadanos), recién estrenada vicealcaldesa de la capital, que para conseguir la alcaldía “no vale pagar cualquier precio”.

Villacís estrenó ayer el cargo acudiendo a la presentación del Orgullo, su primer acto en el cargo. “Estoy emocionada porque nunca había vivido el Orgullo representando a todos los madrileños”, dijo Villacís. La acompañaban representantes de Aegal, de Cogam y la pregonera de este año: Mónica Naranjo. “Todos los recuerdos que tengo están relacionados con la comunidad [LGTBIQ] y con la música”, dijo la cantante. “Un ser humano solo necesita respeto y cariño; tolerancia y amor. Y hoy en nuestro país , la gente goza de libertad”, continuó la artista.

También acudió al acto Jaime de los Santos (PP), consejero en funciones de cultura de la Comunidad de Madrid que hizo una reivindicación de la cultura “como un espacio de consenso donde se trazan puentes; la cultura nos ayuda a constituir una sociedad más igualitaria”.

Tanto De los Santos como Villacís lamentaron que sus respectivas formaciones políticas no hayan sido invitadas a la manifestación del día 6. Las asociaciones no les invitaron por pactar con la ultraderecha. También confirmaron que la bandera arcoíris ondeara tanto en la Comunidad como en el Ayuntamiento durante toda la semana de celebraciones: hasta 2015, cuando Manuela Carmena (Más Madrid) llegó a la alcaldía, no se colgó la enseña del colectivo ni en Cibeles ni en Sol.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: