El juzgado de instrucción 1 de Puigcerdà ha archivado provisionalmente la causa abierta contra el miembro del CDR de la Cerdanya y miembro del secretariado nacional de la ANC, Tomàs Sayes, acusado de un delito de manifestación ilegal, según ha confirmado el TSJC. Los hechos investigados están relacionados con la protesta contra el juez Pablo Llarena celebrada el 30 de marzo de 2018 entre Alp y Das (Cerdanya). Otro participante a la protesta sigue investigado también por un delito de manifestación ilegal y por tenencia ilícita de armas ya que los Mossos d’Esquadra parece que le habrían encontrado algún arma blanca.





Para el CDR de la Cerdanya, el archivo provisional contra uno de los investigados evidencia la “parcialidad política” de la fiscalía, que, recuerdan, todavía puede recurrir el sobreseimiento provisional del juzgado. “Ante la persecución, seguiremos desobedeciendo tantas veces como haga falta para seguir denunciando el acoso judicial que sufre el independentismo”, advierten desde el mismo CDR.


Tomàs Sayes

Detenido en Vilanova, quedó en libertad tras negarse a declarar

El juzgado de Puigcerdà emitió la orden de arresto de Sayes el 17 de diciembre del 2018, casi una semana después de que hubiera desobedecido el requerimiento judicial por segunda vez –ya lo había hecho el 28 de noviembre en una primera cita. Los Mossos lo detuvieron el 7 de febrero en Vilanova i la Geltrú y lo trasladaron a los juzgados de la capital del Garraf donde el magistrado le comunicó por qué se le investigaba.

Sayes quedó en libertad después de negarse a declarar. Los hechos investigados están relacionados con una caminata reivindicativa celebrada el 30 de marzo del año pasado entre Alp y Das (Cerdanya). Sayes fue identificado por la policía catalana como portavoz de la acción porque él explicó a los Mossos d’Esquadra cuál sería el recorrido de la marcha el mismo día de la protesta, si bien la manifestación no había sido comunicada legalmente con días de antelación.


CDR

La Justicia lo investigaba como organizador de una manifestación ilícita con tenencia de armas

Fuentes de la defensa ha detallado que la Justicia lo investigaba como organizador de una manifestación ilícita con tenencia de armas. Aparte de no haber comunicado la marcha, aquella tarde la policía intervino armas a algunos manifestantes, como al otro investigado. Concretamente un puño americano y una porra extensible.





La defensa insiste que Sayes no llevaba ningún arma y lamenta que se lo identificara como organizador porque él “quiso colaborar con la policía para concretarles el transcurso de la marcha y facilitar que pudieran cortar el tráfico si era necesario”.

“Tenían sus datos porque él se los había dado de buena fe y los han utilizado para encausarlo”, criticó el día de la detención la abogada que lo asistió en Vilanova. Aunque el día de los hechos la policía vinculó Sayes con una pintada aparecida aquella tarde contra el juez Pablo Llarena, finalmente el magistrado no le acusó de ningún delito sobre ello.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: