El arquitecto japonés Arata Isozaki, de 87 años, ha obtenido el premio Pritzker 2019. El jurado quiso reconocer así a un profesional “versátil, influyente y verdaderamente internacional”; también a alguien que ha ejercido como puente entre la cultura oriental y la occidental, y cuyo centenar de obras construidas se reparten por Asia, América, Europa y Australia.

Isozaki era uno de los pocos de la primera hornada de arquitectos internacionales que no había sido todavía reconocido con este premio.


Premio Pritzker 2019

Crecí en una zona cero, marcado por la idea del vacío”



Nacido en Oita, en la isla de Kyushu, Isozaki se crió en un Japón destruido por la Segunda Guerra Mundial: “crecí en una zona cero, marcado por la idea del vacío”, ha manifestado. Estudió arquitectura en Tokio y, antes de cumplir los 30 años, había dado ya varias veces la vuelta al mundo, con el anhelo de conocer todo tipo de arquitecturas. Esta aproximación a la dimensión global, a sus muchas peculiaridades, ha sido determinante y ha propiciado un modo de proyectar muy atento siempre al contexto y al detalle. También se ha distinguido Isozaki por sus conocimientos como teórico y urbanista.





El autor premiado colaboró en sus inicios con Kenzo Tange y fundó su propio estudio profesional en 1963. Empezó construyendo en su villa natal de Oita, siguió por Gunma, Osaka o Tokio.Y de ahí saltó a Los Ángeles, Barcelona, Shanghai o Beijing.


Obras destacadas

Entre las obras principales de su heterogénea y cambiante producción suelen citarse la Biblioteca de la prefectura de Oita, el Museo de Arte Contemporáneo en Los Ángeles o el Palau Sant Jordi en Barcelona. Es decir, una obra de aire brutalista, otra con guiños a la corriente postmoderna y otra de formas orgánicas: la prueba de la continua evolución de Isozaki.

Palau Sant Jordi de Montjuic.
(César Rangel)

Otras obras de Isozaki en España son unas oficinas de Districte 38, en la Zona Franca de Barcelona; la marquesina y el hall de acceso a CaixaForum, también en Barcelona; el pabellón deportivo de Palafolls; y el Museo del Hombre en A Coruña.

La escultura de Arata Isozaki situada en la entrada de Caixaforum.
La escultura de Arata Isozaki situada en la entrada de Caixaforum.
(Pedro Madueño)






Isozaki es el octavo japonés que obtiene el Pritzker. Le será formalmente entregado el próximo mes de mayo durante una ceremonia en el Palacio de Versalles, al sur de París. En el jurado que le ha premiado han participado, entre otros, los arquitectos Richard Rogers, Kazuyo Sejima, Benedetta Tagliabue o Wang Shu.

Art Towe Mito, obra de Arata Isozaki.
Art Towe Mito, obra de Arata Isozaki.
(.)

Isozaki es el octavo japonés que logra el Pritzker, tras maestros como Kenzo Tange (1987) y Fumihiko Maki (1993); y tras colegas más jóvenes que él, como Tadao Ando (1995), Kazuyo Sejima y Ryue Nisshizawa (2010), Toyo Ito (2013) y Shigeru Ban (2014), que le antecedieron en el palmarés.

Domus Museo del Hombre La Coruña, de Arata Isozaki.
Domus Museo del Hombre La Coruña, de Arata Isozaki.
(HISAO SUZUKI)









Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: