Internacional

Arabia Saudí acuerda con Rusia comprarle misiles de defensa antiaérea S-400 | Internacional


Arabia Saudí ha firmado este jueves un acuerdo armamentístico con Rusia para la compra de misiles rusos S-400 de defensa antiaérea, según un comunicado del conglomerado estatal Industrias Militares de Arabia Saudí. El acuerdo, sellado con ocasión de la visita del rey saudí, Salman Bin Abdelaziz, al presidente ruso, Vladimir Putin, en Moscú, también incluye la adquisición de otro tipo de armamento así como su producción en el país árabe. Riad, socio militar de Estados Unidos desde hace décadas, busca ahora crear su propia industria armamentística a través de la transferencia de conocimiento y tecnología rusa. Es la primera vez que un rey de la petromonarquía visita Rusia.

La compra de Riad comprende además sistemas antitanques Kornet-EM —que utilizan misiles teledirigidos—, lanzacohetes TOS-1A, lanzagranadas AGS-30 y fusiles de asalto Kaláshnikov AK-103, según detalla el comunicado. El acuerdo “jugará un papel clave en el crecimiento y desarrollo del Ejército y de la industria militar en Arabia Saudí”, ha asegurado el comunicado.

“Las partes cooperarán para diseñar un plan para establecer la producción del sistema de defensa antiaéreo S-400 y el mantenimiento de sus piezas”, ha revelado el comunicado, refiriéndose también a “transferencias de tecnología para la producción local” para otros tipos de armamento, como el Kaláshnikov. El acuerdo también incluye “programas de capacitación y entrenamiento” para el las Fuerzas Armadas saudíes.

El pasado 12 de septiembre, Turquía firmó un contrato con Rusia para comprar ese mismo sistema de defensa antiaérea S-400, lo que produjo inquietud entre sus socios de la OTAN, incluido Estados Unidos.

Este sistema de defensa antiaérea es, según varios analistas, uno de los más sofisticados del mundo. Consta de cuatro tipos de misiles, cuyo alcance máximo varía entre los 40 y los 400 kilómetros, superior al sistema de defensa occidental, que solo llega a los 150 kilómetros. Los misiles S-400 pueden alcanzar una velocidad de 17.00 kilómetros por hora, superior a la de cualquier aeronave, y sus radares tienen un alcance de 600 kilómetros, lo que les permite obtener una visión detallada del espacio aérea. Rusia tiene desplegado este sistema de misiles en la provincia anexionada de Crimea y en Siria y, además de a sus socios saudíes y turcos, también los ha suministrado a China e India. 




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment