De vez en cuando revisito la serie de Friends. Me la pongo de fondo para dormir cuando me quedo sin mukbangs de Trisha Paytas y necesito silenciar la mente. “Hoy será mi último día”, digo en voz baja por enésima vez, mientras busco Friends por la pantalla principal de Netflix y apago las luces con el pulgar del pie. Aparece el episodio 20 de la séptima temporada, El del gran beso de Rachel, en el que sale Winona Ryder, una antigua compañera de la facultad de Rachel con quien tuvo un romance.

En una de las escenas, Rachel se lo comenta a Phoebe. Ella no le cree, diciendo que Rachel es demasiado “vainilla para hacer algo como eso”’. Durante todo el episodio, el beso de Rachel se reduce en una anécdota para mostrarles a sus amigos que ella no era tan vainilla como pensaban, y para alimentar el sueño erótico que siente Joey hacia esto. Lo que pudo haber sido un episodio en el que Rachel conecta con su sexualidad, acabó siendo un reflejo de la bifobia que sigue tan presente a día de hoy no solamente en los espacios cisheteronormativos como se presenta en este caso, sino también la bifobia dentro de la comunidad LGTB+. No solamente se manifiesta desde la ignorancia, sino desde la invisibilización de la bisexualidad. Y por eso es tan importante lo que se celebró este lunes, y lo que se debería celebrar todos los días del año.

Este pasado lunes 23 de septiembre fue el día internacional de la bisexualidad, celebrado y empezado por primera vez en 1999 por Wendy Curry, Michael Page y Gigi Raven Wilbur, tres activistas de derechos bisexuales de Estados Unidos. En Madrid se organizaron dos concentraciones, una en Tirso de Molina y otra en la Plaza de Callao con los siguientes comunicados. La taberna Bi, un espacio de encuentro y reflexión no mixto para personas bisexuales, quiere reivindicar “el derecho de las personas bisexuales a no ser discriminadas, violentadas ni invisibilizadas por nuestra orientación afectivo-sexual y rendimos homenaje en el 50 aniversario de los disturbios de Stonewall, a la mujer que organizó la primera marcha para que todo el colectivo LGTBIQA+ marchara en alianza, denunciando el sistema cisheteronormativo contra el que seguiremos luchando, hoy y siempre”. El COGAM, unidos a Kifkif, Fundación Triángulo y Acrópoli, quieren “que las personas bisexuales o de otras plurisexualidades que se sienten solas o invalidadas, puedan venir a esta concentración a celebrar su propia identidad y a hacerse visibles con nosotras en un ambiente festivo”.

Además este domingo 29 a las 18:30, se organizará, un taller no mixto solo para mujeres bisexuales y personas no binarias sobre la adolescencia y la bisexualidad a través de distintas dinámicas para poner en común sus experiencias en esa época como bisexuales, en la Tabacalera (Embajadores, 53).

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: