El Consell Rector ha aprobado hoy el proyecto de construcción de un nuevo mercado de Montserrat en un solar adyacente al actual mercado, en el distrito de Nou Barris, y la remodelación del mercado de Horta, tras llegar a un acuerdo con la junta de paradistas del mercado.

En el caso del nuevo mercado de Montserrat, se prevé que dispondrá de 7.500m2 de superficie. Para combatir los diez metros de desnivel del terreno de donde se ubica, el edificio tendrá accesos en diferentes niveles.


Mercado de Montserrat

La licitación se llevará a cabo este año y las obras empezarán en 2020






El mercado dispondrá
de 25 paradas alimentarias, un bar-cafetería y 5 establecimientos exteriores, además de un parking de 50 plazas situado en la planta -2, dejando el primer nivel inferior para ubicar el almacén y los espacios logísticos. Está previsto que el proyecto ejecutivo, la licitación y la adjudicación de la obra se lleve a cabo durante este 2019 para que las obras empiecen el año que viene.

Como la obra será de nueva construcción, no hará falta instalar un mercado provisional. El actual se derribará parcialmente y su futuro será decidido por parte del distrito de Nou Barris mediante un proceso participativo con los vecinos.

Con la construcción del mercado, se replanteará el espacio que hay entre las calles Via Favència, Aiguablava, calle de les Torres y Camí Vell de la Pedrera, con la voluntad de que siga siendo un punto de relación entre diferentes barrios. Se mantendrán parte de las arcadas del actual edificio del mercado, situando la nueva obra en la parte noroeste de la manzana. En medio, quedará un amplio espacio central que servirá como plaza.


Mercado de Horta

Antes de empezar las obras, se instalará un mercado provisional en el 2021

El proyecto del mercado de Horta prevé una remodelación integral sobre el actual edificio, catalogado patrimonialmente, para dotarlo de los requerimientos y servicios necesarios que la actual configuración de la edificación no permite. Se contempla que el mercado provisional pueda instalarse en el 2021 aunque todavía se están realizando los estudios para determinar la ubicación.





El proyecto conservará la estructura de hormigón y tendrá un cierre exterior de vidrio que permitirá ver la estructura del edificio. El espacio central se conservará como se encuentra en la actualidad.

Según el Ayuntamiento, la idea es conseguir un nuevo equipamiento que recuerde la tradición de los mercados históricos de Barcelona pero con nuevos materiales, facilitando la circulación entre las diferentes zonas y dotar al máximo de luz natural.

En la planta baja se situarán las paradas de alimentos frescos y en el primer nivel el supermercado, pese a que en la planta inferior también se ubicará un autoservicio de producto no fresco, para complementar la oferta del mercado. Se prevé que el espacio central sea de triple altura con luz cenital para que visualmente no se desvinculen ambas plantas. En un piso superior se situarán las oficinas, los espacios polivalentes y la maquinaria y, en los niveles inferiores, la planta -1 será el parking y la -2, espacios logísticos.

Recreación por ordenador del interior del Mercado de Sant Andreu
(Ayuntamiento de Barcelona)






Finalmente, el Consell Rector también ha aprobado un gasto por las obras de construcción y la puesta en marcha del nuevo mercado de Sant Andreu de 8.677.000 euros. La previsión es que el mercado definitivo comience a construirse en verano para que a finales de 2020 se pueda hacer el traslado.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: