Miles de chilenos recuperaron este viernes las calles de Santiago, luego de varios días de tibias manifestaciones, para apoyar a las dos personas que se han quedado ciegas por la acción policial durante las protestas, que acogieron también la voz de cientos de mujeres contra la violencia machista.

La crisis social chilena estalló un viernes, el 18 de octubre, y seis semanas después los viernes se han convertido en las jornadas que más personas salen a protestar en reclamo de un modelo socioeconómico más equitativo, contra el Gobierno del presidente Sebastián Piñera y en solidaridad con las víctimas que ha provocado la acción policial para contener las manifestaciones.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: