El ala-pívot griego Giannis Antetokounmpo y el escolta James Harden volvieron a la competición para demostrar su condición de Jugador Más Valioso (MVP) de la liga, al ser los líderes que guiaron a sus respectivos equipos de los Bucks de Milwaukee y Rockets de Houston al triunfo en lo que fue su debut en el reinicio de la NBA tras el parón del COVID-19.

Mientras que el veterano entrenador de los Spurs de San Antonio, Gregg Popovich, decidió no arrodillarse, junto con su entrenadora asistente Becky Hammon, mientras se interpretaba el himno nacional durante el partido que su equipo disputó contra los Kings de Sacramento.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: