Portada

Andreu Subies dimite como vicepresidente de la Federación Española

consultor seo


El vicepresidente de la Federación Española (RFEF) de Fútbol Andreu Subies, acusado de un presunto desvío de fondos para beneficio propio, presentó la dimisión este viernes, según comunicó la RFEF en un comunicado en su página web.

El ex presidente de la Federación Catalana, que llegó al puesto de la mano de Luis Rubiales en julio de 2018, había mostrado su deseo de dejar el cargo el pasado mes de noviembre cuando estalló el caso. Luis Rubiales no le aceptó la dimisión entonces.


Subies ya presentó su dimisión el pasado mes de noviembre pero Rubiales no se la aceptó

Según público este viernes El Mundo, la Guardia Civil descubrió que Subies se apropió de medio millón de euros pertenecientes a la federación catalana para hacer reformas en su casa y abrir un restaurante para su mujer en Cambrils.





“La decisión de Andreu Subies es irrevocable, ya que necesita concentrarse en su defensa ante las acusaciones de las cuáles ha sido objeto y de las que está convencido que probará su inocencia absoluta”, escribió la federación en un breve comunicado.


Según la Guardia Civil, Subies se apropió de medio millón de euros de la federación catalana para reformarse una casa y abrir un restaurante a su mujer

El 31 de octubre de 2018, Andreu Subies fue arrestado para ser informado de que se le acusaba de un delito y posteriormente fue puesto en libertad. La investigación deriva de la Operación Soule, abierta en 2017, por la que Ángel María Villar fue arrestado antes de ser puesto en libertad bajo fianza.

La justicia sospecha que al antiguo presidente de la federación española creó una estructura clientelista que permitía desviar fondos para su beneficio o el de sus personas cercanas, así como para el de los dirigentes de las federaciones regionales y el de sus afiliados a fin de asegurarse su apoyo.


El caso Subies es una derivación del caso Soule por el que fue detenido el ex presidente de la Federación Española Ángel María Villar









Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment