El brote del coronavirus fuera de China ha disparado la venta de productos sanitarios en España, donde la demanda de mascarillas ha aumentado en un 10.000% respecto a enero del año pasado, según los últimos datos de la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (Fedifar). Esto ha hecho que las farmacias se queden sin stock y que los usuarios recurran a Internet para conseguirlas. Algunos comerciantes que utilizan Amazon para vender sus productos han aprovechado la coyuntura para aumentar los precios de las mascarillas y los geles desinfectantes, los artículos más solicitados. Como respuesta, la compañía está rastreando su web «de forma continuada» identificando a los comerciantes que ponen estos importes sobredimensionados.

«Los colaboradores comerciales ponen sus propios precios en nuestra tienda», explica un portavoz de Amazon a EL PAÍS. Pero, aun así, deben ajustarse a la política de precios justos que establece la compañía. «Estamos rastreando nuestra web de forma activa y retiraremos las ofertas que violen cualquiera de nuestras políticas». Esta actuación es una respuesta a la escalada de los precios que han observado en los productos de higiene en los últimos días debido al aumento de la demanda. Este miércoles, lo más vendido en la sección de salud y cuidado personal de Amazon España era un gel desinfectante para manos y varios packs de mascarillas desechables. Distintos tipos de estos productos de higiene, junto a termómetros y toallitas antisépticas, se encuentran entre los 20 artículos más solicitados por los clientes.

Como consecuencia, los precios han aumentado. Un paquete de 100 mascarillas desechables genéricas pasó de costar 3,95 euros el sábado a 149 euros este martes, según datos de Keepa, una compañía que rastrea los precios en Amazon. El aumento coincide con la detección de nuevos casos de coronavirus en España, a pesar de que ese tipo de protección no es útil para evitar el contagio. Este miércoles había bajado a 35 euros. Las mascarillas de protección FFP2, a diferencia de las desechables, evitan las partículas pequeñas en el aire y se usan con mayor frecuencia para proteger contra la transmisión del virus. El precio de un pack de 5 ha pasado de costar 15 euros a 99 en solo tres días. El aumento ha coincidido con la llegada del coronavirus a Italia.


ampliar foto

Variación del precio de las mascarillas desechables según Keepa. Pulsa en la foto para aumentarla.

Las autoridades sanitarias no están recomendando el uso de mascarillas y hacen hincapié en medidas mucho más efectivas, como un cuidadoso lavado de manos con agua y jabón.

Control de los precios

Más de la mitad de los artículos disponibles en Amazon se ponen a la venta a través de comerciantes que utilizan la plataforma para vender sus productos. Es en estos artículos vendidos por terceros donde se han visto las escaladas de precios durante los últimos días. Para evitar que estos comercios se aprovechen de las situaciones de emergencia, la compañía establece un precio justo basándose en los importes de esos mismos productos en semanas anteriores e incluso en lo que cuestan en webs ajenas a Amazon.

El gigante está rastreando su web para detectar que los artículos se ajustan a su política y alertar a los comerciantes cuando no es así. Si estos vendedores mantienen el aumento de sus precios, algunas de las consecuencias incluyen que la oferta sea retirada, suspender la opción de envío o, en caso de reincidencia, suspender temporal o permanentemente los privilegios de venta del comerciante.

Los compradores se han quejado en las redes sociales de los altos precios de los suministros en Amazon. También se ha debatido acaloradamente entre los usuarios en el foro oficial de ventas de la compañía durante la semana pasada. No es la primera vez que se dan estas quejas, también ha sucedido durante otras emergencias. Cuando el huracán Irma se acercó a Florida en 2017, por ejemplo, el aumento de los precios del agua embotellada provocó una protesta online. En esa ocasión, Amazon declaró a USA Today que estaban procediendo igual que ahora: «Estamos monitoreando activamente nuestro sitio web y eliminando ofertas de agua embotellada que exceden sustancialmente el precio de venta promedio más reciente». Se trata de un protocolo habitual en la compañía.

El martes, Reuters informó que las autoridades de Italia, país que hasta el momento sufre el mayor brote de la enfermedad en Europa, habían abierto una investigación sobre los precios online que definieron como «demenciales» para los suministros médicos, aunque sin mencionar ningún sitio web concreto.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: