Salud

Altos niveles de mercurio en las mujeres del Pacífico


El 96% de mujeres en edad fértil que viven en cuatro países insulares del Pacífico (Islas Cook, Islas Marshall, Kiribati y Tuvalu) tienen elevados niveles de mercurio en sus cuerpos debido a su consumo relativamente alto de especies de peces depredadores. Así se recoge en un estudio de 94 páginas elaborado por el Instituto de Investigación sobre Biodiversidad (BRI, por sus siglas en inglés), informa Servimedia.

y la red internacional de organizaciones sin ánimo de lucro IPEN, que afirma que el 96% de las mujeres en edad de procrear de esas islas del Pacífico contienen niveles significativamente elevados de mercurio en el cabello.

En el estudio, apoyado por la Secretaría Provisional del Convenio de Minamata, bajo la dirección del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), los investigadores plantean la hipótesis de si esa alta carga corporal de mercurio respecto a otros lugares se debe al consumo de peces depredadores que tienen mucha concentración de mercurio.

“El mercurio ha sido reconocido como una sustancia de preocupación global, con impactos en las poblaciones vulnerables”, apunta Jacob Duer, coordinador principal de la Secretaría Provisional del Convenio de Minamata, quien añade: “Nuestros resultados muestran por qué la acción mundial para prevenir las emisiones de mercurio a través del Convenio de Minamata es tan importante”.

En contraste con las islas del Pacífico, las mujeres de Tayikistán, donde el consumo de pescado es muy bajo, tienen una menor cantidad de mercurio en sus cuerpos, con una media de 0,06 partes por millón (ppm). En Nepal se han detectado altos niveles de ese elemento químico en mujeres con una dieta baja en pescado, pero hacen ídolos religiosos dorados con mercurio.

“Este estudio subraya la importancia de la biomonitorización de la contaminación por mercurio”, apunta David Evers, director ejecutivo y científico jefe del BRI y coautor del estudio, quien señala que esta circunstancia está “omnipresente en los sistemas marinos y de agua dulce en todo el mundo”.

La investigación subraya que la exposición al mercurio es particularmente preocupante en las mujeres en edad fértil porque puede dañar el sistema nervioso, los riñones y el sistema cardiovascular, y los órganos en desarrollo, como el sistema nervioso fetal, son los más sensibles a los efectos tóxicos de ese elemento químico.

“Un contaminante global como el mercurio puede afectar a las personas, incluso si están lejos de una minería de oro, plantas de carbón o incineradoras. Y es por eso que todas las fuentes de mercurio deben ser abordadas”, recalca Lee Bell, de IPEN.




Fuente: La Razón

Comentar

Click here to post a comment