La periodista Almudena Ariza deja la corresponsalía de TVE en París para situarse al frente de los informativos de la televisión pública, donde asumirá la tarea de pilotar la transformación digital y la adaptación de los contenidos a los nuevos hábitos de consumo de noticias. Su nombramiento ha sido anunciado este martes y sustituye en el cargo a Begoña Alegría, que se hizo cargo de una de las áreas más sensibles de la corporación tras el nombramiento de Rosa María Mateo como administradora provisional única, en julio del año pasado.

Nacida en Madrid en 1963, Ariza fue una batalladora en favor de la independencia informativa, la neutralidad y el rigor en el ente público. Es conocida por participar muy activamente en las protestas contra la línea seguida por los gestores de Torrespaña durante la etapa en la que José Antonio Sánchez, designado por el PP, ocupaba la presidencia de la corporación. Desde su puesto en la corresponsalía de Nueva York se adhirió a los viernes negros, una acción con la que los trabajadores de RTVE reivindicaban una información sin sesgos ideológicos ni manipulaciones partidistas. Ariza reclamaba entonces “un buen capitán con manos limpias” para guiar la nave de RTVE.

Ariza llega a Torrespaña con una amplia experiencia en los informativos de TVE. Ha desempeñado todo tipo de tareas informativas. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó a trabajar en la televisión pública a los 25 años. En estos años ha sido editora y presentadora del Telediario en diferentes etapas y ha presentado Informe semanal. Como reportera ha estado en decenas de coberturas informativas en todos los continentes. Ha sido durante tres años corresponsal en Asia Pacífico, con sede en Pekín, y siete años, corresponsal en Nueva York. Actualmente ocupaba la corresponsalía de París.

Ariza asume el nuevo reto profesional “contando con una redacción a la que espera convencer y motivar”, según un comunicado distribuido por la cadena. Asegura llegar “con ilusión, convencimiento y energía” y que quiere “trabajar para mantener e incrementar la audiencia actual, con nuevos formatos, atractivos, interesantes y que nos ayuden a incorporar al público más joven”.

Uno de los mayores desafíos será levantar la audiencia de los informativos, que lideran las cadenas privadas, y diseñar también formatos innovadores con la vista puesta en los soportes digitales. En este ámbito, la periodista creó el podcast interactivo Soñadores, que recogía historias sobre la vida de españoles empeñados en cumplir sus sueños en Nueva York. Entre ellos, relataba la peripecia de dos flamencos embarcados en la gira de Madonna o el éxito del presentador del canal de televisión en español más visto en la ciudad.

Ariza sustituye a Begoña Alegría, que cesa en el cargo por voluntad propia después de una intensa etapa en la que ella y su equipo han logrado devolver la credibilidad y la pluralidad a los Informativos de TVE. La designación de Almudena Ariza será sometida por el Consejo de Informativos a referéndum no vinculante en la Redacción

Ariza asume la dirección de los informativos en un momento sin grandes cifras de audiencia, pero cuando la percepción del público de estos servicios ha empezado a mejorar. En un año plagado de acontecimientos especiales, ya sean las dos elecciones generales o la sentencia del procés, el grupo ha desplegado un aire renovador en sus coberturas que le ha ganado buenas críticas y alguna alegría en los datos de audiencia (tuvo un 10,9% de cuota de pantalla en las elecciones del 10-N, y un 11,5% el 28-A). Según un estudio publicado hace unas semanas por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, los críticos con el ente público, que hasta 2018 eran el 28,8% de los encuestados, a finales de 2019 habían caído a un 19,7%, su mejor dato en cuatro años. Un 21% de los encuestados estaba de acuerdo con la pluralidad política de los informativos que ahora asume Ariza y un 24% estaba en contra (un 32% en 2018).




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: