Vox ha boicoteado el minuto de silencio en memoria de la víctima más reciente de la violencia machista en Madrid. Todos los grupos políticos se habían congregado a las 12 de la mañana en la puerta del Palacio de Cibeles para conmemorar a Adaliz Villagra, de 31 años, la mujer asesinada en presencia de sus dos hijas por su expareja en el distrito de Ciudad Lineal. Unos minutos antes han aparecido los concejales de Vox con una pancarta en la que se podía leer «La violencia no tiene género». El alcalde popular, José Luis Martínez-Almeida, se ha enfrentado al portavoz de Vox, Javier Ortega Smith, en plena calle.

El grupo municipal del partido de extrema derecha ya había anunciado este miércoles que no se sumaría al acto de homenaje. Según su concejala, Purificación Cabello, el minuto de silencio es «una campaña publicitaria de la izquierda». El partido, que niega la existencia de la violencia machista, afirmó una vez más que «hay una cantidad de olvidados» y «discriminados» por la sociedad.

Este jueves sin embargo, al filo del mediodía, se han presentado en Cibeles con su pancarta, en la que abogaban por luchar «contra todo tipo de violencia intrafamiliar».

Antes del acto de homenaje con concejales de todos los partidos, Almeida se ha dirigido a Ortega Smith y han mantenido una fuerte discusión. Ortega Smith ha insistido en que están «en contra de toda la violencia» y del «discurso de la ideología de género que es el que marca la izquierda».

Almeida, que ha asegurado que también está «en contra de la ideología de género y el feminismo del 8-M» y que comparte la necesidad de luchar contra la violencia intrafamiliar, ha contestado al portavoz municipal de Vox y secretario general del partido que «es una realidad incontestable» que el 20% de muertes violentas en Madrid «responde al asesinato de mujeres». «Y aunque solo fuera el 1%, la vida de una persona vale lo mismo», le ha contestado Ortega Smith. «No me va a decir el alcalde que solo hay que proteger cuando en las estadísticas sea mayoritario», ha continuado.

«Sabes perfectamente que no te estoy diciendo esto», ha seguido Almeida. «Esta es una realidad dramática, la primera causa de muerte violenta en la ciudad y la Comunidad de Madrid, y que esto exige un acuerdo y un consenso, y a mí me habría gustado que me hubieras comunicado al menos que veníais con otra pancarta, porque lo que recibimos ayer es que no veníais», ha añadido el alcalde.

«A mí nadie me ha dicho la pancarta que ibais a poner», ha contestado Ortega Smith en una conversación cada vez más subida de tono entre los dos políticos. «Esa pancarta es la que se pone habitualmente y es conocido y habitual», le ha dicho Almeida. «La que pone la izquierda», ha dicho el otro sin cejar en el enfrentamiento. «La que pone el Ayuntamiento de Madrid», ha zanjado el alcalde, que ha llamado al consenso.

El Ayuntamiento de Madrid ha iniciado una ronda de consultas con todos los partidos para firmar un pacto de ciudad contra la violencia de género. Vox se ha descolgado y no acudió a la reunión a la que le habían convocado. La portavoz del gobierno ha lamentado el incidente en la rueda de prensa posterior a la Junta de gobierno. Inmaculada Sanz ha condenada «las salvajadas que se han producido en los últimos días», con «asesinatos de mujeres en presencia de menores». «Debemos buscar el máximo consenso, porque es tenemos un problema como sociedad», ha dicho, y ha insistido en que «este es un grobiero absolutamente comprometido con la erradicación de esa violencia».

Pepu Hernández, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, se ha mostrado «tremendamente indignado» con la actuación de Vox, que desde su punto de vista, vive «montado en el escándalo». Hernández considera «increíble que tengan tan poca sensibilidad, no solo como grupo político sino personalmente». «En política no todo vale», ha dicho.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: