Noche tras noche, familias con niños demandantes de asilo duermen ante el Samur Social de Madrid ante la falta de plazas para atenderlos. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha enviado una carta al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, para que se ocupe de estos refugiados que llegan a la capital ante el colapso de los servicios municipales al mismo tiempo que el concejal de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, ha remitido otra al Ministerio de Migraciones en las que le emplaza a una reunión con Unicef, Acnur y Save the Children el viernes 29 de noviembre. 

«Con carácter urgente son necesarias al menos 1.300 plazas de emergencia. A largo plazo será necesario articular un sistema de acogida», asegura Almeida en su carta, enviada este mismo jueves y en la que pide diálogo para garantizar «un trato digno y respetuoso» a los refugiados.  El alcalde reclama al presidente una «implicación total y absoluta» con los refugiados, ha detallado esta mañana tras a la Junta de Gobierno la portavoz del ejecutivo municipal, Inmaculada Sanz, que ha dicho que han decidido a enviar la carta porque no ven «que desde el Gobierno se estén dando las soluciones que demanda esta emergencia social».

Carta de Almeida a Sánchez.

«No podemos dar cabida a todos en nuestros servicios y exigimos que cumpla con sus competencias y las materias encomendadas», ha apostillado Sanz. En la misiva, el alcalde de la capital señala que el deseo de Madrid ha sido «actuar de forma solidaria con los refugiados» y «leal» con el Gobierno de España pero asegura que la «inacción» del equipo de Sánchez «ha provocado el colapso» de la red municipal «que está desde hace meses al 100 %».

Respecto a las plazas para la campaña del frío, que serán las mismas que las del año pasado y que no se abrirán hasta el próximo lunes, Sanz ha alegado que son «para dar atención a las personas que por estas fechas tienen competencia de dar esa cobertura», que «el número de atendidos fluctúa». Trabajadores de Samur Social han convocado una huelga de 24 horas para el lunes, coincidiendo con el arranque de la campaña del frío, de cara a reclamar un servicio de calidad al Ayuntamiento y mejoras laborales a la empresa Grupo5. Asimismo, aprovecharán para denunciar la situación del servicio que se ha visto agravado por la llegada de asilados y refugiados.

Por su parte, la carta de Aniorte está dirigida a la ministra de Migraciones en funciones, Magdalena Valerio, a quien le reitera que Madrid se encuentra en una situación de «emergencia», ya que hasta el 31 de octubre de 2019 han llegado solicitando asilo o refugio un total de 41.510 personas.

Según Aniorte, «el aeropuerto de Barajas se ha convertido en la principal frontera de España a estos efectos» y, «a día de hoy», miles de familias han tenido que ser atendidas a través de la red de acogida de emergencia del Consistorio madrileño, la cual «no alcanza para la gran afluencia de solicitantes cuya acogida es competencia del Gobierno de España».

Tras expresar su preocupación, apunta que muchas de las familias llegan a la capital con «niños y niñas que se han visto obligados a dormir en la calle». «Una ciudad como Madrid no puede permitirse esta situación de ninguna manera», recoge la carta.

Sanz ha asegurado que la capital está «tratando de hacer» lo que está en manos del Consistorio, y ha añadido que Madrid acoge en estos momentos a 1.090 personas solicitantes de asilo en su red de servicios sociales, «pero los recursos tienen un límite». «Se han acogido a más personas esta semana, pero exigimos una solución a este problema del cual son competentes», ha manifestado a continuación.

El defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, ha instado al Gobierno a buscar los recursos para que las 90.000 personas que han pedido asilo en España sean atendidas y ha lamentado que haya niños y mujeres que estén durmiendo en la calle. «Es un problema humano muy fuerte que yo ponga a las siete de la mañana la radio y me digan que ha habido niños en la puerta del Samur o dentro y que cuando aparece una cámara (de TV) abran una verja [como cuenta hoy EL PAÍS], esas cosas son tremendas», ha opinado el defensor.

«Estas personas procedentes de Venezuela y Guatemala piden asilo y parece ser que no tienen instalaciones. España es un país importante y Madrid una ciudad importante, por lo que deberíamos ser capaces de encontrar mecanismos que permitan que las mujeres, las embarazas, los niños y los ancianos, que son seres vulnerables, encuentren algún tipo de acogida», ha remachado.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: