Cesar Strawberry, líder del grupo Def con dos. En vídeo, declaraciones de Almeida. Massimiliano Minocri | europa press

Después de la cancelación del concierto previsto para este vienes de Def con Dos, el alcalde de Madrid, Jose Luis Martínez-Almeida, va a controlar la programación cultural municipal para asegurarse de que grupos como este no toquen en actos públicos. «En la legislatura anterior vimos demasiados ejemplos de actuaciones de bandas musicales que hacían apología de delincuentes como Alfon, Andrés Bódalo; ese tipo de comportamientos se acabó con este equipo de gobierno». El grupo de música estudia emprender acciones legales contra la decisión del Ayuntamiento.

El Ayuntamiento anunció ayer que la actuación prevista en las fiestas del distrito de Tetuán se anulaba al considerar que «no es digno de una institución que representa a todos los madrileños promover la actuación de un grupo cuyo cantante, César Augusto Montaña, ha sido condenado por el Tribunal Supremo por enaltecimiento del terrorismo». En su lugar tocará Asfalto, según ha anunciado la junta de distrito en Twitter.

Augusto Montaña, conocido como César Strawberry, recurrió hace dos años esa sentencia ante el Tribunal Constitucional, que todavía no ha emitido su fallo. El Supremo concluyó que seis tuits del artista “alimentan el discurso del odio, legitiman el terrorismo como fórmula de solución de los conflictos sociales y, lo que es más importante, obligan a la víctima al recuerdo de la lacerante vivencia de la amenaza, el secuestro o el asesinato de un familiar cercano”. El caso reabrió el debate sobre la libertad de expresión.

Strawberry ha considerado la decisión de cancelar su concierto como «arbitraria» y de «ilegalidad flagrante» por sentar un «precedente muy peligroso a la libertad de expresión y la libertad artística», según ha dicho en declaraciones a Europa Press.

Almeida asegura que el Ayuntamiento no va a «atacar la libertad de expresión». «Def con Dos puede actuar desde cualquier punto de la ciudad de Madrid pero no con soporte institucional ni dinero publico», ha continuado. «Si esta persona hubiera sido condenada por un delito de odio contra el colectivo LGTBI, contra personas que sufren algún tipo de discapacidad o contra la mujer, ¿la izquierda se hubiera levantado en armas si esos hubieran sido los supuestos?», se ha preguntado el alcalde. «Queremos una ciudad inclusiva, abierta y tolerante en la que no quepan ese tipo de comportamientos», ha afirmado.

«El Zombi Franco os saluda desde su nuevo despacho en el ayuntamiento de Madrid», respondió el grupo al conocer la cancelación a través de sus redes sociales.

El portavoz de la ultraderecha en el Ayuntamiento, Javier Ortega Smith, ha dicho que se alegra «enormemente» de la decisión. «Espero que sea la tónica ahora, la tolerancia cero a cualquier exposición pseudocultural, cualquier concierto pseudomusical, con participación con dinero público o en instalaciones públicas que al final sea dar voz a quienes odian, a los proetarras y a los que humillan a las víctimas del terrorismo», ha añadido.

Acciones legales

«Nos reservamos el derecho a emprender acciones legales contra quien sea necesario una vez analizada la situación con un poco más de calma», ha advertido Strawberry. El cantante observa varios elementos que considera irregulares. Por una lado, que la decisión se basa en una sentencia del Supremo, lo que desde su punto de vista supone «trasladar un aspecto privado a su actividad artística» y vulnera su derecho al trabajo y el de las 11 personas que trabajan con él.

El grupo Def con dos, ha insistido, «no está encausado por nada» por lo que suspender la actuación es un acto de «censura previa». En cambio, aprecia un «daño a la imagen de la banda y al suyo personal» por una «cacicada» que responde al «rumbo a la ultraderecha» que ha emprendido el PP al «dictado de Vox».

El cantante ha recordado que en la junta de distrito «ni los concejales del PP ni los de Ciudadanos pusieron objeción y se aprobó por mayoría».

La Asociación Vecinal la Ventilla Almenara y la Asociación Petra Cuevas, de Tetuán, han manifestado su repulsa a la cancelación, que consideran un «acto autoritario de censura» por parte de la concejal presidenta del distrito, Blanca Pinedo. La Ventilla Almenara ha corroborado que en la reunión de la comisión de fiestas de junio ni PP ni Cs mostraron quejas ante este concierto.

Los populares aseguran que lo hicieron después de aquel encuentro. Añaden que su partido no participó en la comisión del 3 de abril en la que también se habló del cartel de las fiestas y señalan a la junta de distrito, entonces de Ahora Madrid, como la responsable de aprobar al grupo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: