El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, se convierte al ecologismo durante los días de la Cumbre del Clima y cada día promete o asegura alguna novedad medioambiental. Olvidados sus iniciales intentos de anular Madrid-Central, actitud que fue reconducida por hasta tres decisiones judiciales, Almeida se viste de verde casi cada día en el Ifema. Así, ayer aseguró que en el año 2025 todos los vehículos de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) serán “cero emisiones”, y que en 2030 habrá “zonas cero emisiones” en la ciudad.

Lo anunció antes de intervenir, dentro del marco de la COP25, en el encuentro de alcaldes C40. La promesa no estaba contemplada en su programa electoral de las pasadas elecciones de mayo, pero sí, en la candidatura de su antecesora Manuela Carmena. Desde hace meses, cada nuevo autobús que se incorpora a la flota de la EMT ya tiene la condición de “cero emisiones”.

El alcalde aseguró que su gobierno quiere reafirmar su compromiso en la lucha por la sostenibilidad y contra el cambio climático con estrategias como Madrid 360, o con una medida que hará “realidad una aspiración” de su equipo, y es que “a partir de 2025 solo haya autobuses cero emisiones circulando por las calles” de la ciudad.

Durante el próximo 2020, explicó, habrá una “doble línea cero emisiones” con coste cero para los usuarios, pero confió en que estos vehículos se extiendan a toda la flota de autobuses en cinco años más.

Más distritos

El alcalde añadió, además, que para 2030, “dentro del marco de compromisos internacionales adquiridos por el Ayuntamiento en 2017, que no fue capaz de poner en marcha el anterior Gobierno pero este sí”, en la ciudad “habrá zonas no de bajas emisiones, como planteaba el anterior equipo, sino zonas de cero emisiones”. Según Almeida, la propuesta se va a materializar ya en la Puerta del Sol y se extenderá a otros distritos, que no son del centro de la capital, si bien no aclaró de qué distritos se trata. “Nuestro proyecto no es el distrito Centro, es el conjunto de la ciudad de Madrid”, dijo. La intención de Almeida de desmantelar Madrid-Central, nada más tomar posesión de su cargo, se vio impedida por hasta tres jueces.

Respecto a las disculpas del actor Javier Bardem por haberle llamado “estúpido” en la manifestación del pasado sábado, Almeida dijo aceptarlas, “sean o no sinceras”, pero lamentó no los insultos, sino el hecho de que “no hiciera ninguna referencia a la ciudad” de Madrid. “Lo que de verdad me molesta es que Javier Bardem no tuviera la elegancia de hacer un reconocimiento de la ciudad y de la extraordinaria respuesta de los madrileños a la cumbre”, añadió. 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: