El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, han hecho este lunes un balance triunfalista de sus primeros cien días al frente del Ayuntamiento de la capital. “Hemos desbloqueado Madrid Nuevo Norte en tan solo un mes. Era necesario desbloquear esta ciudad, se acabaron esos cuatro años de bloqueo”, ha dicho Almeida, cuyo Gobierno aprobó tan solo el último trámite del plan que elaboró su antecesora, Manuela Carmena. El regidor también ha avanzado que el nuevo plan anticontaminación que modificará Madrid Central se presentará la semana que viene y, a ser posible, el próximo lunes, 30 de septiembre.

Según Almeida, el nuevo plan de calidad del aire para la capital “está prácticamente finalizado, pendientes de la evaluación de una serie de medidas”. La iniciativa tendrá 200 medidas: “Es un plan que tiene por objeto toda la ciudad de Madrid, no solo Madrid Central, porque todos los madrileños tenemos derecho a respirar aire de calidad. Lo presentaremos la semana que viene”, ha añadido. Después, a preguntas de los periodistas, ha especificado que será el lunes, para así cumplir su compromiso de presentarlo antes de que finalice septiembre.

El PP prometió durante la campaña electoral que “revertiría” Madrid Central. Cuando llegó al Gobierno municipal, planteó una moratoria de multas de tres meses, que se encontró primero con una fuerte oposición en la calle -con una gran manifestación y activistas encadenados para impedir ese plan- y después con varios reveses judiciales que le obligaron a continuar con las sanciones. Además, los dos partidos que facilitaron la investidura tienen discrepancias: mientras Vox pide eliminar completamente el área de bajas emisiones, Ciudadanos apuesta por mantenerla y “mejorarla”. Todavía no hay datos de en qué van a consistir los cambios.

El alcalde se ha referido a su cambio de posición en este asunto: “En campaña dijimos que queríamos revertir Madrid Central. No sería razonable decirle ahora que somos defensores de Madrid Central. Pero entendemos que para un pacto de gobierno hay que hacer cesiones”, ha señalado. En cualquier caso, “PP y Ciudadanos conveníamos en que Madrid Central es muy mejorable y en eso es en lo que estamos trabajando en este momento”.

Los concejales de PP y Ciudadanos que conforman el Gobierno municipal de Madrid. LUIS SEVILLANO

La vicealcaldesa, Begoña Villacís, ha reconocido que “en este punto el acuerdo se acerca más al programa de Ciudadanos que al del PP”, dado que su formación política apostaba por mantener la medida estrella de Manuela Carmena y mejorarla. “Madrid Central no ha generado ninguna tensión en este Ayuntamiento, llegamos al acuerdo de que no se revertiría, sino que se mejoraría. Y [el delegado de Medio Ambiente, Borja] Carabante se está reuniendo con todo el mundo para intentar mejorarlo”.

Más allá de esta cuestión, el Gobierno municipal no ha realizado ningún anuncio durante el acto. Almeida ha recordado algunas medidas anunciadas en los últimos días, como la futura peatonalización de la Puerta del Sol, la fusión de Matadero y el Teatro Español, el cubrimiento de la zona Mahou-Calderón… Además, se ha apuntado como tantos el desbloqueo de la operación Madrid Nuevo Norte, que Carmena dejó lista a falta de un único trámite, y de la operación urbanística en las cocheras de Cuatro Caminos, que el anterior Ejecutivo también agilizó, aunque en este caso faltan trámites por aprobar.

Villacís y Almeida han mostrado una gran sintonía durante el acto, a diferencia de lo que ocurre entre sus homólogos en el Gobierno regional, Aguado y Díaz Ayuso. «Si hay fricciones en el Gobierno de la Comunidad, no las conozco», ha dicho Almeida. «En el Ayuntamiento no las hay, hay discrepancias pero hemos sabido llega a acuerdos, ceder en beneficio de los madrileños», ha añadido.

El alcalde ha señalado que «el milagro económico que se vivió en la anterior legislatura no es tan, han dejado una situación complicada», pero sin aportar datos que contradigan que la deuda municipal se redujo a la mitad en cuatro años.  Por último, el regidor se ha referido a la relación con Vox después de que el pasado jueves se enfrentara al portavoz de la formación ultraderechista, Javier Ortega Smith, cuando intentaba boicotear un homenaje a una mujer asesinada por la violencia machista. «No es una relación incómoda, es una relación a través de un pacto con 85 medidas, compatibles perfectamente con el pacto que firmamos con Ciudadanos», ha dicho. «El otro día hubo un intercambio de opiniones, pero faltaría más que no hubiera discrepancias con distintos partidos», ha añadido.

Críticas de la oposición

La portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital, Rita Maestre, ha criticado por su parte el balance triunfalista, que ha considerado como «cien días perdidos»: «No tienen más propuestas que deshacer lo que se hizo». En su opinión, la posición del Gobierno municipal es «incoherente» porque «dice querer luchar contra el cambio climático y luego quieren eliminar carriles bici o revertir Madrid Central Central», informa Pablo León. Por eso, «vemos poco plan de gobierno y bastante propaganda. De propaganda no vive una ciudad». Además, «es preocupante la influencia de Vox en el gobierno y los gestos que el alcalde hace a su socio de extrema derecha», lo que, a su juicio, lo convierte en un «pésimo gobierno».

Mientras, el portavoz socialista municipal, Pepu Hernández, ha resumido este periodo en «puro revanchismo para borrar toda huella de la etapa anterior, sin pensar en si es bueno o malo para la ciudadanía», y todo ello acompañado por el «silencio cómplice» de la vicealcaldesa, Begoña Villacís. Hernández ha comparecido para valorar «este gobierno de PP y Cs sostenido por Vox», un apéndice esencial que tiene como consecuencia de esos «pactos cruzados de las tres derechas» una serie de «políticas conservadoras, retrógradas y sectarias» que sólo generan «improvisación y desatinos». Demuestran, ha añadido, que a las derechas «sólo les preocupaba el estar en el Ayuntamiento, no el cómo», informa Europa Press.

Hernández ha hecho hincapié en la «permisividad y la cesión ante las exigencias de Vox en temas como el feminismo o el Orgullo». También con Madrid Central aunque en este caso se encontraron «con la respuesta extraordinaria de la ciudadanía y con los tribunales». «Veremos si en un segundo intento (por desmantelar Madrid Central) tenemos que ejercer esa presión», ha lanzado el edil. También ha criticado la intención de «meter más coches en el centro» con su propuesta de peatonalizar Sol, medida esta última con la que no están en desacuerdo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: