Alfonso Guerra fue una de las voces del PSOE que rechazó la figura del “relator” en el diálogo del Gobierno con Catalunya. Ese rechazo y la caída de los presupuestos han propiciado un adelanto electoral para el 28 de abril. Ahora el exvicepresidente del Ejecutivo pone en duda que Pedro Sánchez sea el candidato.

En una entrevista en Salvados, preguntado por si votará a Sánchez, Guerra asegura que “no sabe si será el candidato” y apunta que eso es “adelantarse mucho”. En el programa de La Sexta, rechaza además equiparar a Carles Puigdemont con Antonio Tejero, pero sí insiste en llamar “golpista” al expresident de la Generalitat.





Évole entrevista a Alfonso Guerra en ‘Salvados’
(Atresmedia)

Al ser preguntado por el juicio a los líderes del procés, Guerra considera que “hay un delito” puesto que “se han hecho dos referéndums sin atender a la Constitución”. Ve en la actuación de los líderes independentistas un “golpe de estado” y acusa a Puigdemont de “ofender a España” tildándola de “un país asqueroso donde no se respetan los derechos”.

En cuanto a la aplicación del 155 en Catalunya, que se mantuvo activo durante dos meses, ha recalcado la necesidad de ejercer un control sobre la tv pública, privada y las escuelas y ha afirmado que “existe un adoctrinamiento en Catalunya y con eso es muy difícil de luchar”.


Existe un adoctrinamiento en Catalunya y con eso es muy difícil de luchar”



También se ha mostrado muy preocupado por la inactividad del gobierno de Pedro Sánchez ya que “el apaciguamiento no es fructífero” y “con los independentistas no hay que ceder en nada”. Al presidente socialista le ha recriminado su poca valentía, que no cumpliera la promesa de convocar elecciones después de la moción de censura a Rajoy y pone en duda que sea candidato en las próximas elecciones.





No obstante, ha querido recalcar que “nunca votaré a otro partido que no sea el PSOE”, aunque tenga discrepancias con el partido actual.


VOX, feminismo y los GAL

En cuanto al pacto de Ciudadanos con VOX en Andalucía opina que “es un grave error” y que será “una mancha que les va a costar mucho desprenderse”. Al ser preguntado por si era feminista -uno de los temas más controvertidos del partido de extrema derecha, que plantea anular la ley contra la violencia machista- ha afirmado que se trata de “la revolución más importante del siglo XXI” pero que hay “grupos feministas” que “no me gustan nada”, refiriéndose a los supuestamente más radicales.

Évole le ha preguntado por uno de los episodios que marcó una etapa del gobierno socialista de Felipe González, los GAL. Guerra ha explicado que aquello “desprestigió a las instituciones” puesto que “la sociedad no podía ver bien un grupo criminal miliar que se dedica a matar a otro grupo criminal”. No obstante, ha querido recalcar que “el ministerio del interior no tuvo la culpa”, a pesar de que el Tribunal Suprema declarara culpable a José Barrionuevo Peña –Ministro de Interior del PSOE desde 1982 a 1988- por la “guerra sucia contra ETA” practicada por los GAL.






Crisis de Venezuela

En cuanto a la crisis de Venezuela, a pesar de que declaró hace unos días que algunas dictaduras son “eficaces” en el terreno económico, ha asegurado que tanto Venezuela como Arabia Saudí tienen “dictaduras despreciables” y que “aquí ha habido gente que lo defendía y ahora están reculando”.

“En Venezuela ha habido un golpe de estado como lo ha habido en Catalunya y lo ha dado Maduro. Venezuela tiene un dictador, bastante vulgar, aquí ha habido gente que lo defendía, y ahora están reculando”, ha concluido.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: