«Hoy ha sido mi ultimo día después de 24 años de parlamentarismo. Todo mi agradecimiento por haber podido representar los intereses de miles de ciudadanos que siempre han querido una sociedad más moderna, moderada y libre. Siempre será una causa por la que seguir luchando», ha escrito en las redes sociales.

Alonso ha acompañado la publicación de una fotografía en la que se le ve con el rostro sonriente sentado en su escaño del Parlamento Vasco.

Este lunes se ha producido por tanto la despedida oficial de Alonso como político en activo, aunque su papel como actor principal del PP vasco terminó el 24 de febrero cuando presentó su dimisión como presidente después de que el líder nacional de la formación, Pablo Casado, le comunicara que no contaba con él como candidato a lehendakari y que apostaba por Carlos Iturgaiz.

Su renuncia llegó después de protagonizar varios encontronazos con la actual dirección del PP. El último, su desacuerdo en colocar en puestos de salida a miembros de Ciudadanos en la candidatura conjunta para las autonómicas vascas que iban a celebrarse el 5 de abril y que fueron pospuestas -el lehendakari ha anunciado hoy que serán el 12 de julio- por la pandemia de COVID-19.

Alonso (Vitoria, 1967) comenzó su carrera política en 1996 como concejal en su ciudad natal. Fue diputado por primera vez en el año 2000 y aunque lo dejó unos años mientras fue alcalde de Vitoria, volvió en 2008. En aquella legislatura ocupó el cargo de portavoz adjunto y tras las elecciones de 2011 fue portavoz del grupo popular.

En la primera legislatura de Mariano Rajoy (2011-2015) fue ministro de Sanidad y le tocó hacer retoques en la reforma sanitaria ejecutada por su predecesora, Ana Mato. Dejó la cartera en septiembre de 2016 para ser el candidato del PP a lehendakari.

En marzo de 2017 fue reelegido presidente del partido de Euskadi, aunque había asumido sus riendas un año y medio antes, en 2015, tras la dimisión de Arantza Quiroga provocadas por las críticas de él y de sus compañeros a su intento de promover un acuerdo sobre convivencia con todos los partidos, incluido EH Bildu.

Entonces fue designado por la Junta Directiva del PP en una rápida decisión que buscaba zanjar la crisis en la formación y que posteriormente ratificó la militancia del PP vasco.

Cuando el pasado 24 de febrero presentó su dimisión anunció también que abandonaba la vida política y que abría una nueva etapa en su vida que no sabía en qué consistiría. Hoy, con su última participación en la Diputación Parlamente del Parlamento Vasco ha puesto punto final a 24 años de trayectoria política. 




Fuente: Estrella Digital

A %d blogueros les gusta esto: