«Sería un espía muy malo porque soy torpe y callado», dice a EFE Otto Farrant, el actor británico de 20 años que da vida al espía Alex Rider en una serie que llega en septiembre a Movistar+ y que buscar borrar el mal sabor de boca del frustrado intento de crear una franquicia para la gran pantalla en 2006.

La serie está basada en la saga literaria homónima de Anthony Horowitz, sobre un joven que recibe la noticia que su tío Ian fue asesinado cumpliendo su deber como espía británico, y no en un accidente automovilístico como le dijeron. A partir de ahí todo cambia para este adolescente que hasta ahora era un chico con una vida corriente.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: