Albert Rivera y Malú van a ser padres de su primer hijo en común. Después de varios meses sobrevolando la noticia de que el exdirigente de Ciudadanos y la cantante esperaban un hijo, este miércoles ambos lo han anunciado a través de sus redes sociales de manera coordinada: a la vez y con el mismo mensaje. “Ahora sí… Me emociona muchísimo poder compartir con vosotros este maravilloso regalo que nos ha hecho la vida: ¡Vamos a ser papás! Nos gustaría vivir este deseado embarazo con la mayor tranquilidad para poderlo disfrutar como merece. Una vez más, gana el amor”, han escrito en su Instagram junto a una imagen en la que se ven sus manos entrelazadas sosteniendo un chupete.

Por el momento, se desconoce el sexo del bebé, pero fuentes cercanas al expolítico han comentado a EL PAÍS que Malú se encuentra de cinco meses de gestación. Se trata del primer hijo para la artista y del segundo para Rivera, que ya tiene una niña de siete años de su primer matrimonio con Mariona Saperas, con quien estuvo casado 13 años.

A esa pequeña se refirió Albert Rivera en varias ocasiones durante su discurso de despedida el pasado 11 de noviembre cuando anunció su retirada de la política y habló de sus planes de futuro y su deseo de ser “mejor padre, mejor amigo, mejor hijo y mejor pareja”. El nombre de Malú sobrevoló entonces la sala, pero no lo pronunció, como tampoco desveló incógnitas sobre la familia que ya se ha confirmado planea junto a la cantante. Siempre ha sido muy escueto cuando se le ha preguntado sobre aspectos de su vida privada y solo se ha limitado a sonreír cuando se le interrogaba sobre Malú: “Todo bien, gracias”. La concesión que se permitió en la hora de su adiós fue de reconocimiento a su pareja: “Ha estado a mi lado aguantándolo todo, contra viento y marea”.

Las primeras noticias sobre la relación de Malú, de 37 años, con Rivera, de 40, datan de la Navidad pasada. Unos tuits en las redes sociales del entonces político dieron la alerta. En ellos proclamaba su admiración por la cantante al asistir a uno de sus conciertos. Poco después trascendía que Rivera se había separado de Beatriz Tajuelo, su última pareja, a la que se había unido tras romperse su matrimonio con Mariona Saperas.

No fue hasta junio, en cambio, cuando Albert Rivera era fotografiado por primera vez con Malú. Fue la revista ¡Hola! quien obtuvo el testimonio gráfico de una relación que estaba en boca de muchos. La pareja aparecía en una de las dos fotografías caminando por la calle, ambos con gafas de sol y ropa informal, a la salida de un restaurante de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y se dirigía a visitar a la madre de la cantante. El primer posado, sin embargo, tuvo que esperar a mediados de julio, cuando el entonces político abandonaba el Hospital Universitario HM Puerta del Sur de Móstoles, donde había ingresado por una gastroenteritis grave con «un cuadro sincopal, probablemente por salmonela», según el parte médico. Tras recibir el alta, Rivera dejó el centro acompañado de Malú que, tras saludar a la prensa, dejó todo el protagonismo a su pareja.

La salida de la política de Albert Rivera tras el varapalo electoral de Ciudadanos coincidió con el descanso obligado en el que se encontraba Malú desde hace meses tras lesionarse el tobillo, por el que tuvo que cancelar la gira y apartarse de los escenarios. Según confirmó a EL PAÍS un portavoz del equipo de trabajo de Malú hace unas semanas, la cantante no tiene plantes profesionales a la vista. No hay disco en preparación —Oxígeno se publicó hace algo más de un año—, tampoco gira ni actuaciones sueltas. En su agenda no existen compromisos publicitarios ni se la espera en alguna gala de entrega de premios. Las únicas concesiones que hace son en sus redes sociales, donde de vez cuando publica algún mensaje o algún vídeo en el que se dirige a sus fans. En octubre volvió al estudio para grabar una versión de Cantaré con fines solidarios. Precisamente fue en ese momento cuando se dispararon los rumores de embarazo al verse a la artista con una camiseta ancha en la que se podía vislumbrar una incipiente barriga.

La pareja vive en la nueva residencia de la cantante, en una lujosa urbanización del norte de Madrid y, a punto de celebrar su primer aniversario, Malú y Rivera inician una nueva vida juntos.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: