Moda

Albert Adrià, mejor jefe de cocina de España | Estilo

La gastronomía es un arte que satisface o por lo menos estimula los cinco sentidos: sabor, olfato, vista, tacto (o textura) e incluso oído (el crepitar, el crujir…). “Es arte. Los platos de hoy en día son bodegones del siglo XXI”, opina Rafael Ansón, presidente de la Real Academia de Gastronomía (RAG). Esta institución, en colaboración con la Cofradía de la Buena Mesa, desveló ayer en Madrid el nombre de los ganadores de los Premios Nacionales de Gastronomía, que celebran su 43 edición, y cuyos principales galardones se han llevado Albert Adrià, como mejor jefe de cocina; Juan Manuel del Rey, en la categoría de director de sala, y Rafael Sandoval por el cuidado y mimo con el que este sumiller trata la bodega de Coque. 

“Albert Adriá es un cocinero fantástico”, apuntaba Ansón que quiso recordar que los orígenes gastronómicos del hermano pequeño de Ferrán parten de la repostería, “como Joel Robuchon”, añadía Ansón. “Él se dedicaba a la cocina dulce, que ha adquirido un nivel excelente, y aparte estaba en el taller de elBulli”, explicaban desde la RAG. Albert Adrià se ha hecho con el galardón –al que aspiraban el genial Diego Guerrero y la excelente Maca de Castro- gracias a su trabajo en el grupo elBarri, proyecto gastronómico formado por los restaurantes Tickets, Enigma, Hoja Santa, Pakta, Niño Viejo y Bodega 1900, en Barcelona. Además, en Ibiza, Adrià tiene Heart. “En todos sus locales despliega un talento y una creatividad deslumbrantes”, opinan desde la RAG. 

“Corral de la Morería es un sitio con una magia muy especial, donde confluye nuestra pasión por la gastronomía, el servicio y el arte flamenco”. Con estas palabras ha agradecido el premio a mejor jefe de sala Juan Manuel del Rey, al frente del tablao-restaurante Corral de la Morería, en Madrid, uno de los mejores del mundo. Hace poco, el Corral abrió su coqueto y cuidado restaurante gastronómico, aledaño a la sala principal. Del Rey competía con María Jesús Gil, de Casa Fermín, y José Félix Paniego, de El portal de Echaurren. 

El otro premio gordo de los galardones también se ha quedado en Madrid, concretamente en Coque, que se trasladó de Humanes al centro de la capital hace unos meses. En sus fogones está Mario Sandoval, con dos estrellas Michelin; en la sala, su hermano Diego Sandoval; y al frente de su bodega, otro hermano, Rafael Sandoval. Este último se ha coronado como el mejor sumiller frente a Guillermo Cruz, de Mugaritz, y Raúl Miguel Revilla, de Zalacaín. “Los tres hermanos son muy buenos”, valoraban desde la RAG. Y es el primer caso en que un restaurante ha obtenido el premio Nacional en cocina, sala y ahora en bodega”. Rafael Sandoval no solo destaca por su buen hacer en la cava sino también por sus más de 3.000 referencias. El cambio de sede, de las afueras de la capital, en Humanes (Fuenlabrada) a pleno centro también ha provocado que el genuino y consolidado proyecto de los Sandoval sea conocido por más público. 

Además de estos galardones, los premios han reconocido a Andoni Luis Aduriz en la categoría de gastronomía saludable, como cocinero, y a la Fundación Dieta Mediterránea, como institución. También a Vicente Castelló Pérez, en la categoría Toda una vida por su trayectoria desde que hace más de cuatro décadas fundara Nou Manolín. Todos los galardones se entregarán en una gala, que se celebrará el próximo 25 de junio en el Museo Reina Sofía. “La gastronomía se ha convertido en una actividad que genera el 30% del PIB de España y además en un valor”, destacó Ansón: “La cocina fue lo más destacado por los 82 millones de turistas que visitaron España el año pasado. Por nuestra materia prima y por nuestra cultura gastronómica”. 

Fe de errores

En una versión anterior de este texto se aseguraba por error que el restaurante Lío pertenece a Albert Adrià.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment