Un dispositivo de Mossos, Guàrdia Urbana, Bomberos y ambulancias del SEM mantiene este sábado cortada la calle Rosselló desde pasadas las dos de la tarde entre Enric Granados y Balmes, en el barcelonés barrio del Eixample, por la presencia de un hombre atrincherado en su vivienda y que podría estar armado.

Los Mossos han informado de que se trata de una persona seguramente sufre un trastorno sin confirmar si estaba solo o acompañado.Diversos policías han accedido sobre las cinco y media al edificio para mediar y tratar de que el hombre deponga su actitud y salga de la vivienda sin causar daños. Junto a ellos hay varios familiares para ayudar.





Casi cinco horas después, el dispositivo sigue activado. La policía limita la entrada a la zona sólo a vecinos, mientras en los balcones de las fincas cercanas y en la calle asoman algunos curiosos.

Los Mossos y la Guardia Urbana en la calle barcelonesa de Rosselló
(Marta Ricart)




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: