Un tiroteo en una escuela de la región metropolitana de São Paulo ha dejado este miércoles al menos diez muertos, entre ellos varios menores, confirmaron fuentes oficiales.Según el cuerpo de Bomberos de São Paulo, las otras víctimas fatales serían un empleado de la escuela y dos adolescentes, que eran supuestamente los autores de los disparos.

Una portavoz de la Policía Militarizada explicó a los medios que “dos encapuchados, aparentemente dos adolescentes” entraron en la escuela pública Raúl Brasil, en Suzano a unos 60 kilómetros de la capital paulista, y “efectuaron varios disparos”.


Balance de víctimas

A parte de los dos atacantes, al menos ocho personas habrían perdido la vida






Los dos asaltantes supuestamente mataron a cinco menores, cuyas edades no fueron aún divulgadas, y dispararon contra dos profesores de la escuela. Posteriormente, ambos se habrían suicidado, según los primeros datos que maneja la Policía brasileña.

Hasta el momento se han reportado al menos 17 heridos, algunos de gravedad, por lo que la cifra de víctimas mortales podría elevarse. Algunos medios locales ya hablan de un sexto menor fallecido, que habría perdido la vida ya en el hospital y la agencia AP asegura que serían dos los profesores que habrían fallecido, citando fuentes del gobernador de São Paulo.

Los padres de los estudiantes se han dirigido hasta el colegio para conocer el estado de salud de sus hijos
(Mauricio Sumiya / AP)

Se desplazaron al lugar del sucesos seis unidades de rescate, tres unidades de ambulancias y dos helicópteros de la Policía Militarizada. El centro acoge alumnos de 11 a 18 años y las aulas estaban llenas en el momento del tiroteo, sobre las 9.30h de la mañana.

La escuela, de titularidad pública, cuenta con más de un millar de alumnos y un centenar de funcionarios trabajando. Según explican medios locales, a primera hora de la mañana los dos adolescentes han irrumpido en el centro con la cara cubierta. En algunas imágenes se puede ver que uno de ellos llevaba una máscara de calavera, una gorra y vestía de color negro.





Las autoridades mantienen un cordón de seguridad en las inmediaciones de la escuela
Las autoridades mantienen un cordón de seguridad en las inmediaciones de la escuela
(Nelson Almeida / AFP)

La policía ha explicado, según recoge Bloomberg, que encontraron otras armas, incluyendo un arco y una flecha, así como materiales que parecían ser explosivos.

El gobernador de São Paulo, Joao Doria, ha interrumpido toda su agenda y se ha desplazado hasta el lugar de la matanza. En su cuenta de Twitter ha pedido apoyo inmediato a las víctimas y familiares y ha descrito como “escenario desolador” lo vivido sobre el terreno.

Este tipo de ataque con arma de fuego en una escuela es raro en Brasil. En abril de 2011, un exalumno de una escuela en los suburbios occidentales de Río disparó a niños de la escuela, matando a 12 e hiriendo a varios otros, antes de suicidarse.





Fue una tragedia sin precedentes en Brasil, uno de los países más violentos del mundo. El presidente ultraderechista Jair Bolsonaro, poco después de asumir el cargo en enero, liberalizó la posesión de armas de fuego, una medida controvertida, pero una promesa de campaña.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: